No es nada sencillo recuperar un animal de la extinción. Sobre todo tras siete décadas. El guepardo asiático fue declarado extinto en la India en 1952, principalmente debido a la caza indiscriminada de estos animales y a la destrucción de sus hábitats naturales. En septiembre de este año, India introdujo en su territorio a ocho guepardos de origen africano, como parte de un proyecto que busca recuperar al animal terrestre más rápido del mundo. Sin embargo, un nuevo estudio llevado a cabo por la Universidad de Oxford plantea que, aunque la planificación de la conservación y la gestión de especies amenazadas requieren evaluaciones precisas del estado de la población y el seguimiento de las tendencias, existe evidencia de que el seguimiento de la biodiversidad puede no distribuirse uniformemente o no ocurrir donde más se necesita. read more

Sobrevolando los extensos campos de Paldea es posible observar, si hay suerte, un gran ave, blanca y negra, con el pico y las patas largas y de un color naranja intenso, que, si no prestas atención, puede dejar caer sobre ti diversos objetos. Se trata de bombirdier, la viva imagen de una cigüeña blanca, salvo por el mechón de plumas que pende del pecho que forma una especie de saco para transportar objetos.

La cigüeña blanca (Ciconia ciconia) es probablemente una de las aves más emblemáticas de España. Hace décadas era común observar cómo emprendían el vuelo para migrar al sur a principios de otoño, en un largo viaje hasta el África subsahariana –su área de invernada–, para regresar a finales de enero. De hecho, se consideraba un mal presagio no ver la cigüeña regresando el 2 de febrero, día de San Blas: si para esa fecha no habían regresado, se tomaba como indicativo de que el invierno se prolongaba. read more

La nueva especie descubierta pertenece a una familia de coleópteros denominada Meloidae, conocida coloquialmente como aceitera. Son un grupo de escarabajos ampliamente distribuido por la península ibérica, que se caracteriza por exudar un aceite rico en una toxina denominada cantaridina. La presencia de estos coleópteros en tierras de pasto o entre las plantas cortadas los hace susceptibles de ser ingeridos accidentalmente por el ganado, causando así intoxicaciones graves e incluso la muerte.  read more

Referencias:

Antonio, P. R. 2019. Resultado del estudio de datación olivo no 1878 – Ulldecona. Mancomunidad Taula del Sénia.

Besnard, G. et al. 2000. Multiple origins for Mediterranean olive (Olea europaea L. ssp. europaea) based upon mitochondrial DNA polymorphisms. Comptes Rendus de l’Académie Des Sciences – Series III – Sciences de La Vie, 323(2), 173-181. DOI: 10.1016/S0764-4469(00)00118-9

Orús, A. 2022. Aceite de oliva: producción en España 2011-2021. Statista.

Rodríguez-Ariza, M. O. et al. 2005. On the origin and domestication of Olea europaea L. (olive) in Andalucía, Spain, based on the biogeographical distribution of its finds. Vegetation History and Archaeobotany, 14(4), 551-561. DOI: 10.1007/s00334-005-0012-z read more

El nuevo estudio, publicado en Communications Biology, se ha centrado en los lobos grises que viven en Yellowstone. Los investigadores tenían como objetivo comprobar si la infección por T.gondii influía en el comportamiento de los animales y si lo hacía, de qué manera. Han contado con datos recogidos a lo largo de 26 años y muestras de sangre de 229 lobos. Con todo este material a su disposición trataron de encontrar correlaciones entre la geografía, el comportamiento y el estado de la infección. read more

Sin embargo, si el ambiente no es demasiado frío, los organismos del suelo comienzan a consumir y degradar la hojarasca durante el otoño y el inicio del invierno, dejando las sales minerales libres en el suelo, a disposición de las plantas para ser absorbidas. El problema es que esto sucede durante el invierno, cuando los árboles caducifolios no tienen hojas, ni actividad metabólica alguna, y por lo tanto, son incapaces de reabsorber esos nutrientes.

Las lluvias y precipitaciones invernales pueden provocar la pérdida por escorrentía de esos valiosos nutrientes acumulados en el suelo sin ser aprovechados por la vegetación, y empobreciendo el ecosistema. Pero este problema se soluciona, también, con la marcescencia. read more

Esta subespecie no se quedó en estas regiones centrales de China, continuó colonizando hacia el nordeste, hasta la provincia de Heilongjiang, y se extendió por el cuadrante nororiental de Mongolia y el sureste de Rusia, hasta alcanzar la costa en el Krai de Jabárovsk. Los nuevos entornos provocaron nuevas adaptaciones, y la aparición de una nueva subespecie  P. t. plumbeitarsus.

Finalmente, las poblaciones de la subespecie presente en Afganistán, Tayikistán y Kirguistán continuaron colonizando entornos cada vez más fríos, extendiéndose por el este y el norte de Kazajistán, y alcanzando el cuadrante noroeste de Mongolia y toda la región suroeste de Rusia, hasta Europa del este. Como en situaciones anteriores, las poblaciones se adaptaron a los nuevos entornos, formándose una nueva subespecie, P. t. viridianus. read more

Durante casi 100 años, los científicos no han sabido por qué la evolución favoreció estos interiores más intrincados. Ahora un nuevo análisis del registro fósil sugiere que un sistema vascular más moderno sería más resistente a la sequía.

La falta de agua, concluyen los autores, podría ser lo que primero dio forma al interior de las plantas.

Las primeras plantas que existieron en la Tierra eran formas pequeñas y con poca complejidad, parecidas al musgo. No tenían sistemas de raíces, lo que lleva a pensar que se encontraban solo en zonas con abundante cantidad de agua. read more

En un estudio liderado por la profesora Stephanie Jenouvrier, del Instituto Oceanográfico Woods Hole, en Massachusetts, estimaron los posibles impactos del cambio climático sobre las poblaciones de pingüino emperador. Desarrollaron su análisis, publicado en la prestigiosa revista Global Change Biology, en cinco escenarios climáticos, correspondientes a aumentos de temperatura de 1,5; 2; 2,4; 2,6 y 4,3 °C. Excepto el primero, todos ellos, escenarios posibles según los informes del IPCC, y que serían el resultado de aplicar medidas de más a menos restrictivas.  read more

«Después de un mes de búsqueda, ver esas primeras fotos del faisán-paloma fue como encontrar un unicornio«, añadió John C. Mittermeier, director del programa de Aves Perdidas de ABC y colíder de la expedición. «Es el tipo de momento con el que sueñas toda tu vida como conservacionista y observador de aves».

La expedición formada por ciudadanos de Papúa Nueva Guinea que trabajan con el Museo Nacional de Papúa Nueva Guinea, el Laboratorio de Ornitología de Cornell y American Bird Conservancy llegó a Fergusson a principios de septiembre. read more

En general se afirma que el código genético tiene una serie de propiedades. 

Por un lado, es un código degenerado. Hay un total de 64 codones posibles, hay 64 ‘palabras’ en el código genético, que son el resultado de todas las permutaciones posibles de las cuatro letras del código, A, C, U y G, distribuidas en grupos de tres en tres. Son muchos más que los 20 aminoácidos proteicos disponibles, por lo que varios codones son redundantes y codifican para un mismo aminoácido, por ejemplo, los codones AGU, AGC, UCU, UCC, UCA y UCG codifican, todos, para el aminoácido serina.  read more

Referencia: Lindsay F. Banin, Elizabeth H. Raine, Lucy M. Rowland, Robin L. Chazdon, Stuart W. Smith, Nur Estya Binte Rahman, Adam Butler, Christopher Philipson, Grahame G. Applegate, E. Petter Axelsson, Sugeng Budiharta, Siew Chin Chua, Mark E. J. Cutler, Stephen Elliott, Elva Gemita, Elia Godoong, Laura L. B. Graham, Robin M. Hayward, Andy Hector, Ulrik Ilstedt, Joel Jensen, Srinivasan Kasinathan, Christopher J. Kettle, Daniel Lussetti, Benjapan Manohan, Colin Maycock, Kang Min Ngo, Michael J. O’Brien, Anand M. Osuri, Glen Reynolds, Yap Sauwai, Stefan Scheu, Mangarah Silalahi, Eleanor M. Slade, Tom Swinfield, David A. Wardle, Charlotte Wheeler, Kok Loong Yeong, David F. R. P. Burslem. The road to recovery: a synthesis of outcomes from ecosystem restoration in tropical and sub-tropical Asian forests. Philosophical Transactions of the Royal Society B: Biological Sciences, 2022; 378 (1867) DOI: 10.1098/rstb.2021.0090 read more

Referencias:

Friedrich, M. et al. 2004. The 12,460-Year Hohenheim Oak and Pine Tree-Ring Chronology from Central Europe—A Unique Annual Record for Radiocarbon Calibration and Paleoenvironment Reconstructions. Radiocarbon, 46(3), 1111-1122. DOI: 10.1017/S003382220003304X

Frits, H. C. 1976. Tree Rings and Climate. Academic Press. DOI: 10.1016/B978-0-12-268450-0.X5001-0

National Research Council. 2006. Surface Temperature Reconstructions for the Last 2,000 Years (p. 11676). National Academies Press. DOI: 10.17226/11676 read more

A pesar de todo lo expuesto, la tecnología de los aerogeneradores de vórtice también tiene su impacto en los ecosistemas, y particularmente, en la fauna —no se puede descartar que los animales colisionen contra el mástil en movimiento—. La SEO/BirdLife recomienda emplear señalizaciones luminosas para facilitar su visualización durante la noche. 

Sin embargo, si las estimaciones son correctas, tanto este impacto como los barotraumas en murciélagos se reducirían muy significativamente con esta nueva tecnología. read more

Lo que sucede, en primer lugar, es que cesa la producción de clorofila –el pigmento verde responsable de la fotosíntesis–. Las plantas comienzan a producir carotenoides y antocianinas, pigmentos de color amarillento a ocre los primeros, y de rojo a púrpura los segundos, que recubren la hoja. Dado que la clorofila se degrada de forma constante, las hojas pierden su coloración verde, y adquieren la tonalidad de los nuevos pigmentos, cuya función es proteger los tejidos de la luz solar mientras la planta secuestra todos los nutrientes que puede. read more

Ya hemos perdido entre el 13 y el 17% de la selva amazónica, lo que está conduciendo a áreas más secas, con menos lluvias y un camino que podría conducir a la degradación permanente de este espectacular paraje y que acabe convirtiéndose en lo que conocemos como un ‘secarral’.

El informe dice que el 34 por ciento del área ya ha experimentado al menos uno de estos umbrales críticos de punto de inflexión, que son: recibir menos de 1500 mm de lluvia anual, una estación seca de más de 7 meses y la deforestación a menos del 20% de cobertura original de bosque. read more

Del mismo modo, nada impide a los cambios que llamaríamos ‘microevolutivos’, con el paso del tiempo y la presión de la selección ambiental, convertirse en cambios ‘macroevolutivos’. La ‘macroevolución’ es, por lo tanto, la consecuencia de muchos cambios ‘microevolutivos’, acumulados en el tiempo, en una población o en una especie.

Sin embargo, quienes tratan de separar estas dos formas de medir el proceso evolutivo, que en realidad forman un continuo, lo hacen por un motivo muy concreto: el negacionismo del proceso evolutivo. Para los creacionistas es muy difícil defender la inexistencia de procesos evolutivos a pequeña escala, que entrarían en la definición de ‘microevolución’, puesto que pueden observarse a simple vista. En numerosos grupos de seres vivos suceden tan rápidamente que es posible analizar y verificar sus efectos sin dificultad.  read more

«Está claro que aquí está ocurriendo algo diferente», afirma Joshua Stewart, de la Universidad Estatal de Oregón y uno de los autores del estudio. «Esta es una rara historia de optimismo oceánico. En otras regiones, solemos tener estimaciones de población de 1.000 a 2.000 animales, lo que hace que esta especie sea muy vulnerable”.

Vigilar y estudiar a las mantarrayas no es tarea sencilla, pues pasan mucho tiempo en lugares poco accesibles en alta mar y sus patrones de movimiento son a veces imprevisibles. Para identificarlas, los científicos se fijan en las manchas que tienen en el vientre, pues cada animal tiene su propio patrón, algo parecido a las manchas blancas de los tiburones ballena y a nuestras huellas dactilares. read more

El aye-aye (Daubentonia madagascariensis) es, probablemente, uno de los primates más extraños. Su aspecto para algunos resulta prehistórico, para otros, casi alienígena, y la morfología de su mano no ayuda a mejorar esta concepción.

El dedo central del aye-aye es radicalmente distinto al resto de los dedos de la mano, y diferente también de los dedos de cualquier otro primate. Sus falanges están extraordinariamente alargadas y delgadas, convirtiendo el dedo en una especie de apéndice más parecido a una sonda. De hecho, esta es su principal función: el aye-aye utiliza este dedo con frecuencia para introducirlo en las grietas de los árboles y extraer larvas, insectos o cualquier otro animal que llevarse a la boca. read more

«Como el reptil no se movió cuando intenté quitármelo de encima, lo mordí con fuerza dos veces», dijo Deepak a los medios locales. «Todo ocurrió en un instante».

La familia del niño lo llevo rápidamente al hospital más cercano, donde se le trató con un antiveneno. Lo curioso es que los médicos que lo atendieron afirmaron que la mordedura de la cobra, que es venenosa, probablemente no contenía veneno. Todo apunta a que la serpiente le propinó al niño lo que se conoce como “mordedura seca” es decir, sin veneno. read more