Un equipo de investigadores ha identificado dos variedades de babosas marinas sacoglosas que pueden decapitarse a sí mismas y luego, hacer crecer un nuevo cuerpo completo como si tal cosa. El hallazgo fortuito ocurrió mientras Sakaya Mitoh de la Universidad de Mujeres de Nara en Japón, estaba documentando las etapas de desarrollo de las babosas marinas en un laboratorio. Un día, descubrió una cabeza cortada que aún se movía a pesar de estar separada del corazón y otros órganos vitales. Más tarde descubriría el hallazgo del nuevo cuerpo.

Según los expertos, las babosas podrían estar monopolizando la capacidad fotosintética de los cloroplastos, que incorporan a sus tejidos al atrapar algas (un fenómeno conocido como cleptoplastia). Si es cierto, la teoría sugiere que viven como si de una hoja se tratara, para sobrevivir el tiempo suficiente hasta que florezca su segundo cuerpo (a partir de la cabeza autoamputada).

 

Deja un comentario
Mirá También: 

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *