Ayudar a los peces a sobrevivir

Uno de los desafíos más grandes para la conservación es descubrir cómo ayudar a los peces de agua fría a sobrevivir en entornos más cálidos. Normalmente, los esfuerzos se suelen centrar en salvar los lugares más fríos, como los arroyos de alta montaña. Sin embargo, tal como según los investigadores, no se debe obviar los lugares que son cálidos en verano, ya que los peces necesitan aguas frías y calientes para sobrevivir.

En el estudio, los investigadores señalan que los hábitats cálidos de los ríos proporcionan pulsos de potencial crecimiento durante la primavera y el otoño. Durante estas temporadas intermedias los ríos no alcanzan sus temperaturas máximas del verano. Por eso, la búsqueda de alimento en estos hábitats cálidos puede proporcionar a los peces la energía suficiente para viajar a zonas más frías del río durante el verano y reproducirse.

Tal como sostienen el equipo de investigadores, la sinergia entre el agua fría y el agua caliente es verdaderamente importante. De hecho, las cuencas cálidas son importantes porque es el lugar donde crecen los peces durante la primavera y el otoño. Por ello, la conservación de este hábitat es fundamental para aprovechar todo el potencial de los ríos y para sustentar la pesca.

Deja un comentario
Mirá También: 

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *