Okefenokee Joe tenía más de 75 años en el momento de su muerte. Se cree que llevaba viviendo en un pantano de Georgia (EE. UU.) desde la Segunda Guerra Mundial. A pesar de que se desconoce su edad exacta, era un caimán muy viejo que falleció a causa de su avanzada edad (de hecho, los investigadores creen que probablemente estuviera rondando ya los 80 años, la esperanza de vida máxima de un caimán).

El laboratorio de Ecología Costera de Georgia llevaba observando sus movimientos en el pantano de Okefenokee desde junio de 2020, según un comunicado del propio centro en Facebook. Fue rastreado por última vez a través de GPS el 20 de julio.

«Primero pensamos que el rastreador simplemente se le había caído, ya que habían pasado varias semanas desde que habíamos recibido puntos de GPS de él». Pero después de varias semanas, encontraron el rastreador del satélite y el laboratorio confirmó su muerte.

El animal pesaba más de 180 kilos y medía 3,5 metros, por lo que habría sido considerado un «macho dominante en su época, aunque «sospechamos que su vejez y su mala visión habrían dificultado su capacidad para competir con caimanes más jóvenes en este momento».

«Estamos muy agradecidos de haberlo conocido, por su contribución a la ciencia y la mayor comprensión y preservación de su especie«, dijeron los expertos.

 

Deja un comentario
Mirá También: 

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *