Si te adentras en el corazón de la península de Yucatán es posible que te topes con una reliquia del pasado antiguo de la Tierra.

Los manglares existen habitualmente en las costas: son bosques que florecen en las orillas de las desembocaduras de los ríos pero, en este caso, en lo más profundo de la península de Yucatán, un equipo de investigadores ha descubierto un bosque de manglares en el río San Pedro Mártir, a más de 200 kilómetros del océano, entre la selva tropical de El Petén, en Guatemala y la región de Balancán en Tabasco, México.

Los expertos, que exponen su descubrimiento en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, han revelado un maravilloso ecosistema fluvial de manglares rojos que es, en esencia, una cápsula del tiempo. Lleva «atrapado en el tiempo durante más de 100.000 años», explica Octavio Aburto-Oropeza, ecólogo marino de la Institución de Oceanografía Scripps en UC San Diego y coautor del trabajo.

 

No se parece a nada conocido

Este bosque de manglares es genéticamente distinto a otras poblaciones de manglares rojos. Ha existido de forma aislada, resistiendo los cambios en el medio ambiente que se han producido en nuestro planeta a lo largo de las décadas.

Los organismos vivos de este entorno pueden arrojar luz sobre nuestro pasado, revelando cómo la naturaleza se adaptó al antiguo cambio climático y sobrevivió.

«Esperamos que nuestros resultados convenzan al gobierno de Tabasco y a la administración ambiental de México de la necesidad de proteger este ecosistema», escriben los autores. “La historia de los ciclos glaciares del Pleistoceno está escrita en el ADN de sus plantas a la espera de que los científicos la descifren pero, lo que es más importante, los manglares de San Pedro nos advierten sobre el impacto dramático que el cambio climático podría tener en las llanuras costeras del Golfo de México si no tomamos acciones urgentes para detener la emisión de gases de efecto invernadero”.

Mirá También:  Nuestra casa es el planeta
Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *