Además de hacer comentarios más o menos jocosos, los usuarios especularon sobre la especie a la que pertenecería el ejemplar. La opinión más compartida fue que se trataba de un miembro de Isistius brasiliensis, también conocido como tiburón cigarro. Este animal es pequeño, de apenas 50 centímetros de largo, pero tiene unos dientes tan grandes y afilados que son capaces de arrancar pedazos de carne de animales que tienen la piel tan gruesa como las ballenas, otros tiburones o los delfines. No se comen a sus víctimas, sino que les dejan unas marcas circulares bastante llamativas. Otros elucubraban con si podía ser un tiburón duende (Mitsukurina owstoni) o una especie de tiburón linterna (Etmopteridae).

El pescador, sin embargo, no está de acuerdo con estos comentarios y afirma que no se trata de un tiburón cigarro sino de un quelvacho de aleta corta (Centrophorus moluccensis), una especie de cazón, un grupo de tiburones de aguas profundas que se encuentra en todo el mundo. A algunos expertos en tiburones no les termina de convencer la afirmación del pescador.

«A mí me parece que es un tiburón de aguas profundas (Dalatias licha), que se conoce en las aguas de Australia«, dijo a Newsweek Christopher Lowe, director del Laboratorio de Tiburones de la Universidad Estatal de California en Long Beach. “Aunque es difícil asegurarlo sin poder ver el espécimen completo”, añadió.

Dean Grubbs, biólogo marino y experto en tiburones de la Universidad Estatal de Florida, ofreció una conclusión diferente. En su opinión nos encontramos ante un Centroscymnus owstonii, un tipo de tiburón dormilón de la misma familia que los tiburones de Groenlandia (Somniosus microcephalus).

Mirá También: 

Christopher Lowe también contempló la posibilidad de que el ejemplar de la terrorífica dentadura sea realmente una nueva especie.

Otros expertos, sin embargo, dan la razón al pescador australiano y creen que se trata de un quelvacho. Brit Finucci, científico de pesca del Instituto Nacional de Investigación Acuática y Atmosférica de Nueva Zelanda, especializado en tiburones de aguas profundas, defiende esta postura. Sin embargo, en declaraciones a Live Science dijo que no sabría decir la especie a la que pertenece.

Charlie Huveneers, científico especializado en tiburones de la Universidad Flinders de Australia, dijo a Live Science que estaba de acuerdo con la identificación de Finucci y que lo más probable es que el animal fuera un tiburón barrenador.

Los quelvachos fueron en el pasado uno de los objetivos prioritarios de las pesquerías de Nueva Gales del Sur por su aceite de hígado. Se trata de unos animales que están muy amenazados por la sobrepesca (tienen además un desarrollo muy lento) y están protegidos en Australia.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *