La isla Hunga Tonga-Hunga Ha’apai casi se había extinguido antes de la erupción. Pero tras la detonación explosiva, ha desaparecido por completo. Así lo han confirmado las imágenes de los satélites Sentinel 1 y 2 de la misión Copérnico.

Cuando el Sentinel-1A de la UE sobrevoló el volcán a última hora del sábado, quedó claro que gran parte del cono que se alzaba sobre las aguas del Océano Pacífico había sido destruido.

Ahora, los científicos han constatado como el área de tierra emergida en 2005 en medio de Polinesia a causa de una erupción, ha desaparecido horas después de la gran erupción, una vez que la nube de ceniza, vapor y gas se disipó lo suficiente como para observar adecuadamente la región desde el espacio.

 

Deja un comentario
Mirá También: 

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *