El buzo, de 56 años, estuvo a punto de ser tragado por una ballena jorobada en un encuentro aterrador frente a Cape Cod, Massachusetts (EE. UU.) el pasado viernes por la mañana. Michael Packard explicó a WBZ-TV News que después de saltar de su bote al agua, «sintió un gran golpe y todo se oscureció». Al principio temió estar siendo atacado por un tiburón. «Palpé y me di cuenta de que no había dientes«, dijo. “Y luego me di cuenta, ‘Dios mío, estoy en la boca de una ballena y está tratando de tragarme ‘». Seguía llevando su equipo de buceo y aparato de respiración dentro de la boca de la ballena, pero estaba completamente a oscuras.

Packard dijo que pensó para sí mismo: «Esto es todo, voy a morir«. Pensó en sus hijos y su esposa. Después de aproximadamente medio minuto, la ballena se elevó a la superficie del agua y comenzó a mover la cabeza de un lado a otro y, de repente, lo escupió y Packard cayó al agua.

 

Deja un comentario
Mirá También: 

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *