El imán superconductor de CFS está hecho de óxido de cobre y bario de tierras raras (REBCO) y ayudará a fabricar reactores más pequeños, más rápidos y menos costosos, según afirma la startup en su página web.

Actualmente hay una instalación en construcción. El dispositivo de demostración, llamado SPARC, se completaría en 2025. Una vez que llegue ese momento, CFS intentará colocar el primer plasma y luego recolectar energía neta del reactor, un paso clave hacia la comercialización de esta tecnología.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sugiere que la fusión nuclear proporcionará una fuente de energía ilimitada, económica y sostenible al tiempo que generará un mínimo de desechos radiactivos.

Según el comunicado de prensa, el CFS se centrará en la comercialización de la tecnología, mientras que el PSFC continuará con la investigación y la educación de vanguardia en este ámbito.

«Construir una o 10 plantas de fusión no hace la diferencia, tenemos que construir miles», dijo Dennis Whyte, director de PSFC. «El verdadero enemigo aquí es el tiempo, y queremos eliminar tantos impedimentos como sea posible y comprometernos a financiar una nueva generación de líderes científicos. Esos son de vital importancia en un campo con tanta integración interdisciplinaria como la fusión».

 

Deja un comentario
Mirá También:  Chascomús: El radical Gustavo López sera candidato a Senador en la provincia

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *