¿Cómo era este océano?

El océano que cubría el Nullarbor comenzó a secarse hace unos 14 millones de años, dejando al descubierto las calizas de aguas poco profundas depositadas durante el Cenozoico medio (la era cenozoica se inició hace unos 66 millones de años).

Es curioso cómo la mayor parte de Australia actualmente es una zona árida y seca, con grandes desiertos interiores. Pero, sin embargo, hace millones de años, durante el Mioceno, el continente rebosaba de vida; no solo densos y prósperos ecosistemas forestales, sino también enormes mares interiores.

«La evidencia de los canales de ríos desaparecidos hace mucho tiempo, así como los sistemas de dunas de arena impresos directamente en la piedra caliza, conservan un archivo de paisajes antiguos e incluso un registro de los vientos predominantes», agregó Barham.

“En la superficie, debido a las condiciones relativamente estables, la llanura de Nullarbor ha conservado grandes cantidades de meteoritos, lo que nos permite mirar atrás en el tiempo hasta los orígenes de nuestro sistema solar. Estas características, junto con la característica del paisaje de millones de años que ahora hemos identificado, hacen de la llanura de Nullarbor una tierra que el tiempo olvidó y permiten una comprensión más profunda y fascinante de la historia de la Tierra», concluye el investigador.

Deja un comentario
Mirá También: 

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *