En medio de la delicada situación económica que atraviesa el país, con un dolar paralelo fluctuante y una creciente espiral inflacionaria, los choferes de micros enrolados en la UTA ratificaron el paro nacional para este martes 2 de agosto que también alcanzará a los servicios de La Plata, Berisso y Ensenada, como parte de los municipios que forman parte del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

El secretario general de la UTA en La Plata, Oscar Pedroza, había adelantado la decisión en diálogo con 0221.com.ar, explicando que la medida de fuerza se llevará adelante desde las 22 hasta las 6 del miércoles, con el objetivo de reclamar por una recomposición de los salarios de los conductores de colectivos e indicó que, «en caso de no tener respuestas favorables, el paro podría extenderse y las medidas se profundizarían».

Rubén Landa, secretario adjunto de UTA La Plata, confirmó este lunes que el paro sigue en pie a la espera de una reunión en el transcurso de mañana.

El gremio reclama un «urgente incremento salarial», aunque en este caso la protesta apunta específicamente al pago de un bono extraordinario de $25.000. Los choferes pretenden que las firmas avancen en una recomposición de los sueldos en medio de la creciente inflación y adelantaron que protesta alcanzará tanto a los servicios de mediana como corta distancia en toda la región.

Las empresas del sector, por su parte, se manifestaron sobre la crítica situación económica que atraviesan e indicaron que cumplir o no con las demandas de los choferes no tiene que ver con una cuestión de voluntad sino con «una situación de posibilidades». «Cada línea está circulando como puede», cerraron al respecto los representantes de la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros.

Mirá También:  Más de dos millones de bonaerenses ya completaron el formulario digital para el Censo 2022

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *