Limpia la zona afectada

Si todavía tienes la oruga en tu piel, tendrás que retirarla sin usar tus manos. Utiliza unas pinzas, alicates o guantes gruesos para levantarla. Esto es fundamental, ya que podría picarte de nuevo si intentas moverla utilizando tus dedos. Además, en el caso de que veas un aguijón deberás utilizar unas pinzas para quitarlo.

Después, deberás colocarte una cinta adhesiva sobre la picadura y luego retirarla rápidamente (como si se tratase de una banda de cera depilatoria). De esta forma, la cinta se quedará con cualquier pelo venenoso o espina que sigan en tu piel. Este paso también es importante, ya que conseguirás minimizar los síntomas de la picadura.

Por último, utiliza jabón y agua para limpiar la piel con detenimiento. Igualmente, deberás limpiarte las manos a fondo en caso de que hayan entrado en contacto con el veneno o los aguijones de la oruga. ¡Mucho cuidado!

Deja un comentario
Mirá También:  Desafiando a la gravedad: El cumpleaños de Marc Chagall

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *