La teoría más extendida y aceptada respecto a la desaparición de los dinosaurios durante el Cretácico apunta a un asteroide que golpeó la Tierra hace unos 66 millones de años en Chicxulub, en la costa de México. Su impacto, durante la primavera en lo que actualmente es la península de Yucatán, enfrió el planeta, oscureció el cielo y acabó con el 75% de la vida en la Tierra, dinosaurios no aviarios incluidos.

Ahora, un equipo de investigadores del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados (IVPP) de la Academia China de Ciencias han anunciado haber descubierto evidencia para respaldar la hipótesis de que los dinosaurios no eran muy diversos antes de su extinción, que ciertamente estaban en declive, y disminuyeron en general durante el período Cretácico.

El período Cretácico lo situamos hace aproximadamente 145 a 66 millones de años. Es el tercer y último período de la Era Mesozoica, así como el más largo. Es el período geológico más largo del Fanerozoico, con una duración aproximada de 79 millones de años.

 

¿Podrían haberse extinguido antes del impacto?

La mayoría de los datos científicos sobre los últimos días de los dinosaurios provienen de América del Norte. Los investigadores estudiaron más de 1.000 huevos y cáscaras de huevo de dinosaurio fosilizados (de tres especies diferentes: Macroolithus yaotunensis, Elongatoolithus elongatus y Stromatoolithus pinglingensis) de la cuenca de Shanyang en el centro de China. Obtuvieron estimaciones detalladas de la edad de las capas de roca mediante el análisis y la aplicación de modelos informáticos a más de 5.500 muestras geológicas. Esto permitió a los científicos crear una línea de tiempo de casi 2 millones de años al final del Cretácico, con una resolución de 100-000 años, que representa el período justo antes de la extinción.

Mirá También:  Descubren la familia neandertal más antigua conocida

Concluyeron que los animales ya estaban en declive cuando golpeó el asteroide, posiblemente como resultado del cambio climático. Esto habría preparado el escenario para su posterior extinción masiva.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *