Las páginas de los libros de ciencia ficción están llenas de visitantes alienígenas que ingresan en secreto al sistema solar para espiar a la humanidad a medida que emergemos como una raza tecnológicamente capaz, como en Star Trek. Así que imaginemos la emoción que sentimos cuando el 19 de octubre de 2017, el astrónomo Robert Weryk vio un objeto viajando a través del sistema solar mientras usaba el telescopio Pan-STARRS en el Observatorio Haleakalā, de Hawái.

Apodado ‘Oumuamua (‘explorador’ en hawaiano), este objeto es uno de los más extraños con los que nos hemos topado hasta el momento. Es extremadamente alargado, posiblemente de hasta un kilómetro de largo pero no más de 167 metros de ancho, por lo que parece una especie de pepino espacial. Viaja tan rápido que no hay forma de que pueda estar limitado gravitacionalmente por el Sol. La única conclusión es que se trata de un intruso cósmico que se formó fuera de nuestro sistema solar.

Las estimaciones sugieren que llegó a nuestro sistema solar en la era victoriana, pero los astrónomos no saben exactamente cuánto tiempo vagó solo por el espacio antes de llegar a este punto. En agosto de 2018, un estudio que utilizó datos del telescopio Gaia de la Agencia Espacial Europea identificó cuatro estrellas por las que habría pasado muy cerca en los últimos siete millones de años. Quizá una de estos fue su estrella de origen.

No hay duda de que el universo es un lugar ya de por sí extraño. Nuestro planeta es un compendio de flora y fauna insólitas habitando una bola azul cubierta por una capa delgada y dura y cubierta por una tenue película de gases. Sin embargo, nuestro propio planeta representa una pequeña fracción de los fenómenos peculiares que se pueden encontrar al acecho en todo el cosmos, y cada día los astrónomos nos descubren nuevas sorpresas. En esta galería, echamos un vistazo a algunos de los objetos más extravagantes del espacio como el curioso visitante que quizá podría ser un iceberg de hidrógeno, según una teoría planteada en junio de 2020 por astrónomos de la Universidad de Yale y la Universidad de Chicago. ¿Es un nuevo tipo de objeto?

Mirá También:  El comercial mexicano que recomendaba reutilizar botellas de cloro para tomar agua

 

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *