Los trabajadores enrolados en el Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines (SUTPA) comenzaron este sábado su cuarto día de protestas, por lo que las pérdidas económicas generadas a la Provincia ya se acercan a los 100 millones de pesos en el marco del «paro por tiempo indeterminado» que se inició el último miércoles y mantiene levantadas las barreras de todos los peajes de la Autopista La Plata-Buenos Aires y del Sistema Vial Integrado del Atlántico (SVIA). Los empleados de Autopistas Buenos Aires S.A. (AUBASA) decidieron hacer caso omiso a la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Nación generando un fuerte impacto en la recaudación provincial, dado que la firma estatal recauda un total de 20 millones de pesos diarios por la utilización de las trazas que gestiona.

La concesionaria vial cuestionó la actitud del gremio que conduce Facundo Moyano, hijo del líder camionero Hugo Moyano; por las onerosas pérdidas causadas por la protesta que, al finalizar esta jornada, alcanzará un total de 60 millones de pesos. En la firma destacaron su compromiso para entablar un diálogo con las autoridades sindicales y cuestionaron la actitud de SUTPA, que se niega a acatar la decisión de las autoridades nacionales para frenar el paro e intentar destrabar el conflicto.

«Lo que hacen es bloquear los Telepase para que solo se pueda pasar por las cabinas de pago manual y de esa manera ninguno de los autos que pasan por los peajes paga por hacerlo», explicaron fuentes ligadas a la empresa y apuntaron que debido a ello «la recaudación es cero».

Mientras el paro entra así en su tercer día, las autoridades nacionales dispusieron «dar por iniciado un período de conciliación obligatoria por el término de quince (15) días debiendo retrotraerse la situación a la existente con anterioridad al inicio del conflicto y por el plazo de duración del presente procedimiento conciliatorio». La cartera de Trabajo argentina resolvió además «intimar a la entidad sindical SUTPA y, por su intermedio, a los/las trabajadores/as por ella representados, a dejar sin efecto, durante el período indicado en el artículo anterior, toda medida de acción directa que estuviesen implementando y/o tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual».

Mirá También:  Dos dígitos, de indigencia en el conourbano bonaerense

La Resolución exhortó a su vez a las partes a mantener la mejor predisposición y apertura para negociar los temas sobre los cuales mantienen diferencias con AUBASA y contribuir, de esa manera, a la paz social y a mejorar el marco de las relaciones laborales en el seno de las empresas involucradas.

En la empresa habían asegurado que se vienen cumpliendo de manera estricta con las obligaciones salariales con los trabajadores como así también con las contribuciones y aportes al sindicato, a la obra social y a la mutual, a pesar de las dificultades y desavenencias en las negociaciones paritarias entre las partes y por ello entiende que no existen motivos que justifiquen un conflicto de esta magnitud, que causan «daños irreparables». Según indicaron, en ese sentido, dentro del plan de gestión acordado con el gobierno provincial AUBASA viene tomando decisiones, en el marco de las facultades que le son propias, para el cumplimiento de los objetivos trazados para proveer mejor movilidad y seguridad a los usuarios con excelencia operacional y tecnológica, mejorando la infraestructura.

En este caso, la empresa dejó en claro además que «mantiene abierto el diálogo con las entidades sindicales, en distintas instancias de participación, en procura de fortalecer el capital humano de la empresa y en respeto de los derechos laborales».

LOS RECLAMOS

Las protestas de SUPTA comenzaron el miércoles. «Nuestra organización está realizando una medida de fuerza con levantamiento de barrera, por tiempo indeterminado, en toda la empresa AUBASA y el Sistema Vial Integrado del Atlántico (SVIA)», informaron los responsables de sindicales y apuntaron contra la «incompetencia, destrato y falta de predisposición de las autoridades» de la firma.

Las autoridades sindicales publicaron un fuerte comunicado en el que advirtieron que desde hace varios meses mostraron su intención de entablar un diálogo para trabajar en la «reconversión laboral» de la actividad, pero denunciaron que la firma no está dispuesta «a sentarse con los trabajadores poniendo en riesgo el futuro de la actividad y la fuente de trabajo de todos y todas».

Mirá También:  Quilmes: matan a un empresario de un balazo en la cabeza tras intento de robo y secuestro

En ese marco, compartieron un total de diez puntos que explican la protesta y forman parte de las demandas que pretenden resolver:

  1. No cumplimiento del acuerdo paritario donde se establece la creación de una mesa bipartita para la aplicación de la tecnología y reconversión laboral.

  2. En pos de la NO creación de esta mesa para el consenso, se quiere implementar la tecnología a través de la colocación de antenas en las vías de todas las estaciones de AUBASA y el SVIA, sin tener en cuenta al trabajador y un adecuado proceso para proyectar esa implementación sin afectar la dotación del personal.

  3. Cierre arbitrario de la oficina de atención al cliente de Mar del Plata. Teniendo en cuenta que la actividad de peaje está en proceso de evolución y reconversión, el presidente de la empresa pretende mandar al personal de la oficina al peaje, sabiendo que no hay funciones para los mismos.

  4. Levantamiento de la base de seguridad vial de San Bernardo. Logro adquirido en el último tiempo para brindar un servicio más efectivo y acortar las distancias de recorrido de los trabajadores.

  5. No se puso en marcha la construcción del Centro de Monitoreo de Santa Teresita a pesar de que la licitación ya fue adjudicada en enero. Siguiendo con la línea de la falta de interés por reconvertir al personal, frenaron la construcción del mismo, limitando las posibilidades de reconversión laboral.

  6. Persecución y amenazas a jefes y gerentes de AUBASA que trabajan en conjunto con la organización sindical para la correcta reconversión laboral. Están impartiendo temor a través de sanciones, apercibimientos e incluso, despidos sin causa. 

  7. Despido del gerente de sistema Cesar Di Lorenzo por trabajar con cautela en la reconversión laboral y no perder fuentes de trabajo.

  8. Las condiciones edilicias y de seguridad e higiene, que prometieron mejorar, siguen siendo deplorables.

  9. No respetaron el último acuerdo suscrito ante el Ministerio de Nación donde se comprometían a respetar las condiciones laborales de los trabajadores de corte de pasto, los cuales hace dos meses no tienen funciones. Por otra parte, tampoco realizaron la entrega de indumentaria (verano e invierno) en tiempo y forma.

Mirá También:  Georgieva advirtió sobre las dificultades para cerrar el acuerdo y pidió apoyo

Y así concluyeron que a raíz de lo descrito es que mantendrán la medida de fuerza y seguirán «alertas y movilizados» a la espera de una salida al conflicto.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *