La firma estatal Corredores Viales y el Ministerio de Transporte bonaerense acordaron avanzar en la fiscalización en rutas nacionales que atraviesan el territorio provincial para reducir los siniestros viales. En ese marco, se trabajará en los sistemas de comprobación automática de las velocidades con la instalación de radares fijos y móviles, así como también en realizar controles de alcoholemia y de documentación y preventivos en el transporte de pasajeros y de carga.

En un convenio de cooperación firmado por el presidente de Corredores Viales, Gonzalo Atanasof, y el ministro de Transporte bonaerense, Jorge D’Onofrio, se comprometieron a trabajar en la prevención, control, fiscalización y constatación de infracciones de tránsito exclusivamente en los corredores viales nacionales concesionados por la empresa pública y que atraviesan el territorio bonaerense. Se trata de las rutas 3, 5, 7, 8, 9, 188, 205, 226 y las autopistas Riccheri y Ezeiza-Cañuelas, donde se desarrollará y aplicará en forma conjunta y coordinada políticas para contrarrestar y disminuir los índices de siniestralidad y mortalidad en el tránsito, priorizando medidas de educación, difusión y concientización, apoyadas en la fiscalización, comprobación y sanción de infracciones.

«Para la empresa pública la seguridad vial es una política de Estado, así lo entendimos desde el primer día por pedido de Gabriel Katopodis. Hoy estamos fijando pautas de trabajo muy claras con el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, con el que ya venimos trabajando», afirmó Atanasof y agregó: «Tenemos que reducir la cantidad de muertes en accidentes de tránsito, la principal causa de fallecimiento en jóvenes de entre 15 y 35 años. Es urgente generar acciones coordinadas unificando criterios y atacando los principales factores de riesgo vial: el exceso de velocidad, la distracción por el uso del celular y la conducción bajo el efecto de alcohol».

Mirá También:  Confirman cuándo se implementará la hora extra en colegios

Por su parte, D’Onofrio dijo que se va a «trabajar fuertemente en lo que tiene que ver con seguridad vial, con radarización y con controles físicos en todas las rutas y, fundamentalmente, en lo que respecta a controles de cargas con la instalación de balanzas dinámicas y distintos operativos para controlar no sólo el sobrepeso que nos rompe las rutas sino también en un trabajo integrado con ARBA, AFIP y la CNRT a fin de que todas las agencias gubernamentales puedan hacer que las rutas sean seguras, así que este es un gran día para la Provincia de Buenos Aires».

Además de campañas de concientización, a través del Ministerio y los municipios se realizarán «controles preventivos de velocidad mediante la utilización de instrumentos cinemómetros y otros equipos o sistemas automáticos o semiautomáticos o manuales, fotográficos o no, fijos o móviles, cuya información no pueda ser alterada manualmente», especifica el convenio. Todos los equipos, se aclara, deberán estar homologados, verificados y autorizados para su uso, respetando, sin excepción, los lineamientos establecidos en las Leyes Nacionales 24.449 y 26.363, en la Ley Provincial 13.927 y en su Decreto Reglamentario 532/09, de metrología legal vigentes y demás normativa nacional y provincial atinente. También se realizarán controles preventivos de alcoholemia o sustancias psicoactivas a los conductores.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *