Los comercios y pymes de la provincia de Buenos Aires están sufriendo el ausentismo en los lugares de trabajo, como consecuencia del impacto de la tercera ola de infectados de COVID-19. Más allá de las modificaciones del Gobierno nacional en los días de aislamiento para infectados y contactos estrechos, varios empleadores están con problemas para continuar con sus negocios en funcionamiento.

Según cálculos de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), el ausentismo llega hasta el 35% en la provincia de Buenos Aires. En el territorio bonaerense, los casi 50 mil casos del martes golpean a los trabajadores y pese a que el 77,5% ya tiene esquema completo, la variante Ómicron sigue haciendo estragos.

Mientras para la CAC la provincia de Buenos Aires tiene uno de cada tres trabajadores afectados, el porcentaje en Córdoba se ubica en 30%, Chaco en 27%, Mendoza y Salta en 25%, Tucumán en 20% y Corrientes en 10%.

A su vez, la entidad indicó que alrededor del 60% de los ausentes son contactos estrechos, y el restante 40% son confirmados con COVID. Cabe recordar que el Ministerio de Salud permite desde ahora saltearse el aislamiento preventivo a quienes estuvieron con un positivo, pero no presentan síntomas y sean personal esencial o tengan tres dosis. La población con el refuerzo todavía es baja (18%) y se trata, en gran parte de, justamente, personal esencial y adultos mayores. Además, cada distrito debe adherir a la disposición nacional.

En la provincia de Buenos Aires, las personas con esquema inicial (dos dosis o una si la vacuna es monodosis) completado dentro de los cinco meses, o que hayan tenido Covid-19 en los últimos 90 días, que no tengan síntomas y en función de la definición de personal prioritario de cada jurisdicción, podrán disminuir el aislamiento estricto para los contactos estrechos asintomáticos siempre que realice un test diagnóstico entre el día tres y cinco y que mantengan los cuidados de manera estricta. Asimismo, se indicó que se mantiene la indicación de cumplir 10 días de aislamiento para quienes sean contacto estrecho asintomático y no se hayan vacunado o tengan el esquema incompleto.

Mirá También:  Murió la mujer amputada en la pierna equivocada en la "clínica del horror" de Berazategui

A pesar de la vacunación y la menor gravedad de los contagios, en Junín, por ejemplo, las empresas registran entre un 20% y un 25% de ausentismo en el personal. Cerca de allí, en Chacabuco, la cifra ronda el 20% en algunas industrias locales. Y de acuerdo a la Unión Obrera Metalúrgica de San Nicolás, en las pymes del sector hablan de 25% a 30%, aunque hay plantas con un 40% de personal afectado.

En Mar del Plata, como en otras ciudades turísticas, la situación es muy compleja debido a la gran cantidad de contagios y la alta positividad. Según indicaron desde la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos filial marplatense, hay unos 4 mil trabajadores del sector aislados.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *