Recientemente el fundador de SpaceX, Elon Musk, y la cantante canadiense Grimes le dieron la bienvenida a su primer hijo con un nombre inusual: X Æ A-12.

La primera pregunta que asalta la mente de cualquier ser humano común y corriente es su pronunciación. Asimismo, las especulaciones sobre cómo pronunciar el nombre del bebé (X Æ A-12) son abundantes abundantes, al igual que su significado, y si incluso es legal como un apodo. 

Ahora, los padres revelaron la pronunciación del nombre y lo han aclarado todo, más o menos. 

Según el empresario, la X se pronuncia como la letra mientras que la ‘Æ’ se pronuncia como ‘ash’. Además, el fundador de Space X se mostró orgulloso al decir que la parte A-12 del nombre fue idea suya pues quería homenajear y reconocer al icónico avión de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos por su A-12.

¿Qué significado tiene el nombre?

Grimes explicó que el nombre está inspirado en ecuaciones, la lengua élfica y aviones de combate pacíficos.

En un tweet, la cantante canadiense explicó:

  • X significa «la variable desconocida».
  • Æ es la ortografía élfica de la IA (amor y / o inteligencia artificial).
  • A-12 es el precursor de SR-17 (el avión favorito de la pareja, que no tiene armas ni defensas, centrándose en la velocidad).
  • A también significa «Arcángel», que es la canción favorita de Grime.

Entonces, tomando esas definiciones, el nombre se traduce como:

«La variable desconocida de los aviones de amor y / o inteligencia artificial».

¿POR QUÉ LAS VENTANAS DE LOS AVIONES SON REDONDAS?

La corta vida del A-12

En 1959, la CIA eligió a la multinacional Lockheed Martin por desarrollar un avión de reconocimiento para sobrevolar la Unión Soviética. Después de 11 rondas de diseños para el avión apodado «Arcángel», la CIA ordenó una docena de aviones Arcángel-12 (A-12) en 1960. 

Mirá También:  ¿Por qué nos hace sentir bien comer chocolate?

El diseño final requería que la mayor parte del avión se construyera con titanio, lo que no tenía precedentes; en ese momento, la aleación solo se usaba con moderación en partes en áreas de alta temperatura de la aeronave. 

Finalmente, para obtener todo ese titanio extra, la CIA lo compró secretamente a la Unión Soviética, y Lockheed desarrolló una nueva tecnología para mecanizar pequeños filetes curvos del metal rígido.

Crucialmente, Lockheed también redujo la sección transversal del radar del A-12, construyéndolo con ferrita de hierro, laminado de silicio y asbesto para absorber mejor los retornos del radar y mejorar el sigilo de la nave.

Después de varias rondas de pruebas, en 1963, los A-12 volaron con motores gemelos Pratt & Whitney J58 turboramjet, para alcanzar velocidades de Mach 3.2.

Aunque la CIA originalmente tenía la intención de que el A-12 volara misiones de reconocimiento sobre la Unión Soviética, la agencia consideró que el área no era segura para el avión y, en cambio, lo envió a Asia. 

En 1967, varios A-12 volaron en la Operación Escudo Negro sobre Vietnam del Norte, tomando fotos de sitios de misiles tierra-aire. Ese mismo año, otros A-12 llevaron a cabo salidas para apoyar los esfuerzos de la Guerra de Vietnam.

Pero para entonces, el A-12 ya había sido superado por su sucesor, el SR-71 Blackbird de Lockheed, un avión espía superior en casi todos los sentidos, cuya velocidad supersónica y bajo radar lo convirtieron en un blanco extraordinariamente difícil de derribar.

Fuente: Cia.gov

También lee:

BOEING 747 SUPERTANKER: EL AVIÓN BOMBERO QUE COMBATE INCENDIOS
DESARROLLAN ALA DE AVIÓN CAPAZ DE TRANSFORMARSE EN CUALQUIER FORMA

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *