Una estrella débil enana blanca situada a 90 años luz de la Tierra y los restos de su sistema planetario en órbita, tienen más de 10.000 millones de años, según explican astrónomos dirigidos por la Universidad de Warwick (Inglaterra) que publican su descubrimiento en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

 

Es una de las estrellas más antiguas de la Vía Láctea

El destino de la mayoría de las estrellas, incluidas aquellas como nuestro Sol, es convertirse en una enana blanca. Una enana blanca es una estrella que ha consumido todo su combustible, se ha desprendido de sus capas externas y que está pasando por un proceso de encogimiento y enfriamiento. Durante este proceso, los planetas en órbita se interrumpirán y, en algunos casos, se destruirán, y sus restos se acumularán en la superficie de la enana blanca.

El sistema planetario rocoso y helado más antiguo identificado proviene de la estrella enana blanca más antigua de nuestra galaxia y está acumulando escombros de planetesimales en círculos, según exponen los autores. Todo ello hacen que sea uno de los sistemas planetarios rocosos y helados más antiguos descubiertos en la Vía Láctea.

«Estas estrellas contaminadas con metales muestran que la Tierra no es única, hay otros sistemas planetarios con cuerpos planetarios similares a la Tierra. El 97% de todas las estrellas se volverán blancas y son tan ubicuas en todo el universo que es muy importante comprenderlas, especialmente estas extremadamente frías. Formadas a partir de las estrellas más antiguas de nuestra galaxia, las enanas blancas frías brindan información sobre la formación y evolución de los sistemas planetarios alrededor de las estrellas más antiguas. en la Vía Láctea», comenta Abbigail Elms, estudiante del Departamento de Física de la Universidad de Warwick y líder del trabajo.

Mirá También:  Chascomús: Nueva polémica por la presentación del proyecto en el Concejo Deliberante para instalar un “Basurero Regional”

«Estamos encontrando los remanentes estelares más antiguos en la Vía Láctea que están contaminados por planetas que alguna vez fueron similares a la Tierra. Es sorprendente pensar que esto sucedió en una escala de 10.000 millones de años, y que esos planetas murieron mucho antes de que se formara la Tierra«, continúa Elms.

Las enanas blancas son muy comunes en el universo; tanto que el 97 por ciento de todas las estrellas eventualmente se convertirán en una, por lo que es crucial comprenderlas.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *