El análisis, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, fue revisado por una docena de científicos. Argumenta que las consecuencias del calentamiento global más allá de 3 ºC han sido subexaminadas, con pocas estimaciones cuantitativas de los impactos totales.

Los investigadores piden al Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) que dedique un informe futuro al cambio climático catastrófico, que debe incluir resultados que van desde la pérdida del diez por ciento de la población humana hasta la eventual extinción humana, para impulsar la investigación e informar al público.

«Las temperaturas anuales promedio de 29 grados afectan actualmente a alrededor de 30 millones de personas en el Sahara y la Costa del Golfo», dijo Chi Xu, experto en complejidad de sistemas ecológicos en la Universidad de Nanjing y coautor del trabajo. “Para 2070, estas temperaturas y las consecuencias sociales y políticas afectarán directamente a dos potencias nucleares y siete laboratorios de máxima contención que albergan los patógenos más peligrosos. Existe un gran potencial de efectos colaterales desastrosos”.

La tendencia actual de las emisiones de gases de efecto invernadero provocaría un aumento de 2,1 a 3,9 °C para 2100. Pero si las promesas de acción existentes se implementan por completo, el rango sería de 1,9 a 3 °C. Alcanzar todos los objetivos a largo plazo establecidos hasta la fecha significaría un calentamiento de 1,7 a 2,6 °C.

“Enfrentarse a un futuro de aceleración del cambio climático mientras permanecemos ciegos a los peores escenarios es una gestión de riesgos ingenua en el mejor de los casos y fatalmente insensata en el peor”, concluyen los expertos.

Mirá También:  Las mejores fotos de aves del año

Se necesita más investigación para identificar todos los posibles puntos de inflexión que conduzcan a una «Tierra de invernadero». «Cuanto más aprendemos sobre cómo funciona nuestro planeta, mayor es el motivo de preocupación», aclaró Johan Rockström, director del Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático. “Entendemos cada vez más que nuestro planeta es un organismo más sofisticado y frágil. Debemos hacer los cálculos del desastre para evitarlo”.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *