Los barrios de Los Hornos y Altos de San Lorenzo, en cuyo límite se produjo este miércoles el fatal accidente en el que murió una nena de 10 años, siguen conmocionados por la tragedia. Los investigadores trabajaron en el lugar durante más de dos horas para recoger los elementos de prueba que podrían determinar el grado de responsabillidad del conductor del Ford Ka gris que la atropelló.

La conmoción que siguió al hecho una vez que la víctima fue retirada por una ambulancia, fue precedida por un estado de extrema tensión, ya que según algunos testigos el conductor del vehículo, un hombre de unos 71 años, estuvo a punto de ser linchados por ocasionales vecinos que le achacaban algún grado de responsabilidad. Algunos sostenían que estaba en estado de ebriedad.

Lo que los peritos intentan determinar es el estado en que se encontraba el hombre (ya que algunas versiones lo señalaban bajo los efectos del alcohol) y si fue responsable por lo ocurrido por alguna maniobra indebida o si por alguna razón perdió el control del auto. La causa, por ahora, está caratulada como «homicidio culposo». Fuentes policiales no quisieron aventurar conclusiones sobre las pericias e indicaron que se trabaja en el lugar para determinar la mecánica del accidente.

Hasta ahora se sabe que el hecho ocurrió pasado el mediodía, alrededor de las 13:15, cuando según confirmaron fuentes policiales, la nena de alrededor de 10 años, identificada como Renata Pacheco, fue embestida cuando caminaba junto a su mamá. Producto de los fuertes golpes falleció minutos después aunque hubo un intento de traslado al Hospital de Niños.

Mirá También:  Horror en Villa María: la fue a buscar al trabajo y la asesinó a puñaladas

Otra versión indica Las que la nena estaba con la mamá arriba de la rotonda. Aunque todavía es materia de investigaciones hay quienes aseguran que se soltó de la mano de la mamá y cuando intentó cruzar la calle fue embestida. 

Fuentes municipales indicaron a 0221.com.ar con las cámaras de sistema de monitoreo mo se llega a visualizar el momento del accidente y fuentes de la investigación indicaron que se están buscando si en alguna cámara de seguridad cercanas o en las de celulares con la que ocasionales transeúntes filmaron después del hecho, se puede ver el vehículo y el comportamiento del conductor.

La niña que falleció pertenece a una familia que vive en la zona, en tanto trascendió que el conductor del vehículo, de 71 años de edad, también vive cerca del Cementerio. En el lugar actuó una ambulancia del Hospítal San Juan de Dios cuyos médicos constataron que la nena presentaba pocos signos vitales. Comprobaron que había fallecido cuando llegaron al Hospital de Niños.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *