Con una votación dividida tanto en el bloque oficialista como en la oposición, la Legislatura bonaerense aprobó este martes los cambios a la ley 14.836 y habilitó un nuevo mandato para los intendentes que ya fueron reelectos y que podrán volver a presentarse por un tercer mandato en 2023.

El debate se inició en el Senado por la tarde y concluyó en Diputados pasadas las 20.30. La iniciativa modificó dos artículos de la norma sancionada en 2016 por impulso de la entonces gobernadora María Eugenia Vidal y el Frente Renovador de Sergio Massa

El proyecto sancionado, autoría de los senadores de Juntos, Juan Pablo Allan y Joaquín De la Torre, modificó dos artículos de la ley 14.836. El artículo 3 establece que los intendentes y los concejales duran cuatro años y podrán ser reelectos por un nuevo período. «Si han sido reelectos no podrán ser elegidos ni ocupar el mismo cargo, sino con intervalo de un período. Quedan comprendidos en la prohibición todos aquellos que hayan asumido su cargo por un segundo período sin importar que el mismo se haya sido ejercido  total o parcialmente», explicita el nuevo artículo bloqueando así la posibilidad que sí permitía el decreto reglamentario de la ley elaborado por Vidal y al que echaron mano más de 20 intendentes del Frente de Todos.

La Cámara alta también cambió el artículo 7 que fijaba que el primer mandato que se computaba era el de 2015 y que era cuestionado por su «retroactividad» ya que la ley fue sancionada en 2016. En este punto, el texto modificado quedó así: «Los mandatos de Intendentes, Concejales, Consejeros Escolares, Diputados y Senadores que se hayan iniciado como resultado de las elecciones del año 2017, 2019 y 2021 serán considerados como primer período a los efectos de la aplicación de la presente Ley». El texto habilitó así a los 91 intendentes tanto del Frente de Todos como de Juntos por el Cambio que cursan su segundo mandato a presentarse nuevamente en 2023. En esa lista está incluido el intendente de La Plata, Julio Garro.

Mirá También:  México y Uruguay intentan mediar

El proyecto también introdujo un cambio en el artículo 13 bis del decreto ley 5.109 sobre la reelección de los senadores y diputados provinciales, que fija el mismo límite que rige para los intendentes. «Los Diputados y Senadores podrán ser reelectos por un nuevo período. Si han sido reelectos no podrán ser elegidos en el mismo cargo, sino con intervalo de un período. Quedan comprendidos en la prohibición todos aquellos que hayan asumido su cargo por un segundo período sin importar que el mismo se haya sido ejercido  total o parcialmente», determina el artículo aprobado.

Por Juntos, quien defendió el proyecto y expuso la posición mayoritaria del bloque fue el senador Allan, quien apuntó  que «la ley era clara en su espíritu, en su contenido, pero hay que precisarla. Este proyecto pone un cerrojo al segundo mandato: el que haya asumido su segundo mandato queda incluido en la prohibición de una reelección más. Esto es para evitar las reelecciones indefinidas».

Los senadores Walter Lanaro y Owen Fernández votaron en contra y defendieron la postura de la ex gobernadora María Eugenia Vidal. «Estamos gobernando con el codo lo que escribimos con la mano», dijo Lanaro y puntualizó que «en el 2023 vamos a tener 10 intendentes que gobernaron 20 años; 5 intendentes que gobernaron 15, 10 intendentes que gobernaron más de 10 y más de 60 que están cumpliendo mandato y tienen que irse a su casa pero con esta ley le damos una vuelta más». 
 

Los legisladores Andrés De Leo y Elisa Carca, de la Coalición Cívica, tampoco acompañaron el proyecto. «Esta ley no pone cerrojos, sino que tendrá el efecto inmediato de habilitar la reelección de 90 intendentes, de muchos legisladores, entre ellos quien habla y concejales que hoy no están habilitados», dijo y agregó:  «Tendrán cuatro años más de sobrevida para que los que no creen en las limitaciones tengan tiempo de buscar otro atajo».

Mirá También:  Primer debate presidencial obligatorio: Macri, Fernández, Lavagna, Del Caño, Espert, y Gómez Centurión se ven las caras hoy en Santa Fe

En el caso del Frente de Todos, la presidenta del bloque, María Teresa García, defendió la postura mayoritaria y puso en valor el rol de los intendentes a los que calificó como «figura muy importante para la construcción del poder político y los espacios constitucionales». Y agregó: «No estoy haciendo una defensa de la corporación política sino de la política como instrumento de la transformación».

Dentro del bloque oficialista también hubo disidencias. Los cuatro senadores referenciados con Sergio Massa votaron en contra, mientras que el legislador Francisco Durañona se abstuvo.

En la Cámara baja, en tanto, el proyecto consiguió 68 votos para ser tratado sobre tablas. Igual que en el Senado hubo votación dividida en ambos bloques mayoritarios. En el caso de Juntos, 11 diputados alineados con Vidal, con Elisa Carrió y el sector «Evolución Radical» votaron en contra. En el caso del Frente de Todos también lo hicieron en disidencia con la postura mayoritaria los 12 legisladores que tiene el massismo.En tanto, los 3 legisladores de «Avanza Libertad», el bloque de José Luis Espert, y los 2 de la Izquierda tampoco acompañaron la ley.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *