La declaración de una amante, de un exjefe de la barra de Gimnasia y de un policía fueron tres de los pasajes más destacados del juicio oral que se le sigue a varios presuntos integrantes de una megabanda narcopolicial con protección judicial que operó en la capital provincial hasta el año 2018, cuando fue desbaratada por la fiscal Betina Lacki, quien comenzó a investigar el crimen del ladrón Juan Farías y halló una empresa criminal para todo servicio. Uno de los detenidos es el exjuez de Garantías de La Plata, César Melazo quien cabe aclarar no está acusado por el homicidio. Sí lo están los expolicías Gustavo Bursztyn y Gustavo Mena, junto con Adrián Manes, Héctor Alfredo Vega, Carlos Barroso Luna y Martín Fernández.

Julieta Alonso era la amante de Farías. La testigo vive en Colombia y declaró por teleconferencia. Recordó que el 1 de diciembre de 2010 (fecha en que mataron al ladrón) estuvo con él en un hotel alojamiento de La Plata, a la salida compraron «sanguchitos de miga» que compartieron con un grupo de cumbia al que la víctima quería ayudar en la difusión de sus canciones. La mujer señaló que ese día «Juan estaba todo el tiempo atento al teléfono». Luego de compartir la tarde juntos, él la dejó un su domicilio de entonces, y se retiró a su hogar donde lo esperaba su pareja, Nadia Mariscal, con quien compartía un departamento en un edificio de avenida 44 entre 26 y 27, donde esa noche fue asesinado.

Otro testigo fue el exjefe de la barra de Gimnasia, Juan Pablo «Papupa» Córdoba, quien se encuentra detenido desde enero del año 2021. Confirmó que conocía a la víctima quien le había prestado dinero para ayudarlo en una causa judicial. Aclaró que lo conoció a través de Claudia Giunta, otra de las acusadas en esta causa, pero que será juzgada en otro proceso oral. La mujer, además, fue pareja de exjefe de la barra de Estudiantes de La Plata, Fabián Giannotta, quien ya declaró en el juicio como testigo.

Mirá También:  La carta de Manzur

También declaró un policía quien confirmó que cuando cumplía funciones en la comisaría Sexta de La Plata, Farías era uno de sus informantes. En base a los datos que le aportaba el ladrón el uniformado avanzaba en las investigaciones sin dejar consignado el origen de la información, situación que fue advertida por uno de los jueces del tribunal a cargo del debate.

Del expediente surge que Farías era un integrante más de la banda, pero fue asesinado en el marco de un ajuste de cuentas interno de la pandilla, por haber cometido un millonario robo de dólares en la vivienda de un representante de futbolistas la noche festejaba su cumpleaños en un salón de fiestas de La Plata, evento al que concurrió el exjuez Melazo, entre otros magistrados.

La familia de la víctima se presentó en la causa penal y es asistida por los abogados Damián Barbosa y Sebastián Bouvet.

Según se desprende de la investigación penal, los procesados integraban una banda de delincuentes que «tomaron parte de una asociación» ilícita destinada a cometer «robos bajo la modalidad de escruche, robo de autos, su posterior reducción; adulteración y venta, comercialización de estupefacientes, con un mismo modus operandi, con división y organización de tareas» y precisó que «algunos de ellos, en su condición de efectivos policiales, aseguraban la zona, entregaban los trabajos y brindaban cobertura policial». El resto, a criterio de la fiscal, «conformaban grupos o parejas de trabajo que llevaban a cabo los hechos ilícitos».

El juicio oral está a cargo de Tribunal Oral Criminal II de La Plata integrado en este caso por la jueza Silvia Hoerr y los jueces Santiago Paolini y Adrián Vitali. La acusación está en manos de los fiscales Mariano Sibuet y Victoria Huergo.

Mirá También:  Cuenta DNI de Banco Provincia: estos son todos los descuentos para julio

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *