En la pasada edición del Festival de Cosquín se produjo un hecho muy significativo para la historia del encuentro folklórico: por una denuncia ante el Inadi se tuvo que modificar el reglamento del Pre Cosquín, que a partir de entonces eliminó las distinciones de género en sus categorías, permitiendo la participación de personas no binarias.

La iniciativa corrió por cuenta de Ferni de Gyldenfeldt, una cantante trans no binaria que llegó hasta las finales del certamen de nuevos valores. Aunque no resultó ganadora, su intervención fue decisiva sentar un precedente y además agitó las aguas del planeta folklore al que le cuesta muchísimo acompañar los cambios sociales que se se vienen produciendo en cuanto a la disidencias y el discurso de la diversidad.

La Ferni, como la apoda su entorno, estuvo unos días pulsando el festival y transitó peñas y guitarreadas, principalmente en El Patio de la Pirincha, un espacio clave que el año pasado cumplió dos décadas como emblema del under coscoíno.

El Patio de La Pirincha, un lugar que busca diferenciarse de las clásicas peñas (Javier Ferreyra/La Voz).
El Patio de La Pirincha, un lugar que busca diferenciarse de las clásicas peñas (Javier Ferreyra/La Voz).

“Nos impulsa el deseo del abrazo, de las celebraciones, de construir un refugio para las canciones, las que no suenan en todas las radios, las que se bailan sabiendo o sin saber, las que dicen de todas los paisajes y todas las personas. Esa es nuestra convicción, trinchera de la pluralidad”, resume Claudia Guzmán más conocida como la Piry, quien junto a un colectivo de artistas y gestores trabaja todo el año por la cultura de la ciudad.

“Elegimos acompañar lo que suena y nos resuena y también echar luz a lo invisible, a lo ausente, a lo disidente, como práctica artística, cultural y política”, completa Guzmán sobre el espíritu del patio, que de unos años a esta parte se convirtió en una asociación civil que impulsa diferentes proyectos.

Mirá También:  VIDEO: Así fue el impactante accidente en 7 y 50 en el que una mujer voló por el aire

Cómo nació la “luna disidente”

Todos esos días movilizantes con la presencia de Ferni fueron un poco el germen para lo que finalmente va a ocurrir este jueves 25 de enero: la primera “luna disidente” de Cosquín en la que se presentarán una grilla integrada por artistas del colectivo LGBT+ y otres que difunden un mensaje de inclusión.

“La idea inicial la hablamos con la Piry y era tener artistas del colectivo LGBT+ en todas las noches del Patio. Pero después reflexionamos sobre cómo vienen aflorando los discursos de odio en la sociedad actual y en los espacios del folklore que no son para nada ajenos a ello. Si bien tenemos nuestras fuertes críticas al festival, nos parece que esta época de Cosquín es una ventana de la cual emergen las diferentes voces”, argumenta Maxi Ibáñez sobre los motivos que les llevaron a impulsar esta iniciativa.

“La idea es plantar bandera de lo que llamamos el folklore disidente. Va haber artistas “travas”, “tortas”, “putos”, drag queens, todas expresiones ligadas a lo folklórico. Además, en la previa se realizará un conservatorio para charlar s, resume el poeta que es uno de los referentes del Encuentro cultural de San Antonio.

Para cerrar la idea, señala con énfasis: “No queremos estar afuera del folklore, queremos resaltar que siempre estuvimos pero hemos sido invisibilizado”.

La programación de la "luna disidente" en el Patio de la Pirincha.
La programación de la «luna disidente» en el Patio de la Pirincha.

Desde el borde

Por su parte, Ferni plantea que se trata de un espacio fundamental y hasta histórico, “en un contexto en el que las desigualdades todavía existen con mujeres y disidencias sexogenéricas que lo vivimos a flor de piel, con la ausencia de compañeres que salen a buscar trabajo y no vuelven más, la falta de posibilidades, la ignorancia y la falta de apoyo de colegas”.

Mirá También:  VIDEO: El ácido y desafortunado comentario de Fernando Niembro sobre Estudiantes en UNO

La artista que se presentará en dúo junto a Nahuel Quipildor y también protagoniza una ópera queer muy elogiada, afirma que este camino de inclusión no es otra cosa que un camino hacia la libertad. “Eso es lo que no está ocurriendo en el festival, que continúa con un perfil patriarcal y binario. Por eso nosotres seguimos construyendo ‘desde el borde’, como dice Susy Shock, brotando con nuevas canciones y nuevas formas de trabajar, de compartir”, asegura.

Además de la presencia de Ibáñez y la propia Ferni, la noche tendrá tambien a Juan Iñaki, el cantante cordobés que hace unos años manifestó públicamente su orientación sexual y habló sobre los prejuicios en el folklore.

La programación se completa con las cantautoras Andrea Bazán y Caro Bonillo, el dúo Turica-Doncel, un proyecto de guitarra y bombo con letras inclusivas, la violinista y cantante Vero Marjbein con su impronta feminista, el actor cordobés y “activista gordo” Martín Cabrera y LeGon, una drag queen con una jugada propuesta que se presenta como “gauche de los campos disidentes argentinos”.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *