El gobierno nacional que encabeza Alberto Fernández decidió prorrogar la emergencia sanitaria hasta el próximo 31 de diciembre del 2022. La medida, que había sido declarada originalmente el 12 de marzo del 2020, pretende que los diferentes niveles del Estado cuenten con «las herramientas necesarias, adecuadas, eficaces y transparentes para combatir la pandemia de coronavirus», por lo que volvió a ser extendida.

El Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) publicado este viernes a través del boletín oficial designa al Ministero de Salud de la Nación como «autoridad de aplicación» y le permite «disponer las recomendaciones y medidas a adoptar respecto de la situación epidemiológica, a fin de mitigar el impacto sanitario». La normativa abre la puerta, de esta manera, a la implementación de nuevas restricciones, una decisión que ya fue descartada por la vocera presidencial Gabriela Cerruti a pesar de la fuerte suba de los contagios de COVID-19 registrados desde las últimas semanas.

Lo cierto es que la cartera que conduce Carla Vizzotti podrá dictar las normas que crea pertinentes para dar cumplimiento al nuevo DNU, modificar plazos y establecer las excepciones que estime convenientes para reducir el impacto del rebrote de contagios. De acuerdo con el texto de la norma, por ejemplo, podrá «establecer nuevas medidas, o modificar las vigentes, para cada definición de casos (sospechosos, confirmados, contactos estrechos), así como las acciones preventivas, las medidas de aislamiento obligatorio y/o sus excepciones, y las recomendaciones sanitarias para cada supuesto, por los plazos que en el futuro se determinen, según la evolución epidemiológica y el avance de la campaña de vacunación».

El Decreto detalla además cuáles son las actividades consideradas como de mayor riesgo epidemiológico, entre las que destacan los viajes grupales de egresados y jubilados, las discotecas, las actividades en salones de fiesta y los eventos masivos de más de mil personas, ya sean en espacios abiertos o cerrados. Para participar de todas ellas, entre otras, desde el 1° de enero será necesario presentar el pase sanitario que desde el pasado 21 de diciembre ya está vigente en la provincia de Buenos Aires.

Mirá También:  Qué le pasó a Belgrano en Chaco: razones de una derrota ¿inesperada?

A su vez, aclara que la autoridad sanitaria nacional podrá establecer o recomendar medidas, requisitos o condiciones respecto de su realización y «podrá modificar el listado de actividades enunciadas según la evolución epidemiológica y las condiciones sanitarias».

El nuevo decreto también prorroga todos los protocolos sanitarios vigentes. «Todos los requisitos adicionales o modificatorios dispuestos en este decreto o en su normativa complementaria se consideran incluidos en los mencionados protocolos y serán exigibles a partir de su entrada en vigencia», aclara el texto.

Del mismo modo se indica que las personas que revistan la condición de «casos sospechosos» deberán permanecer aisladas hasta tanto se realice el diagnóstico confirmatorio o resultado negativo, mientras que quienes sean «casos confirmados« deberán aislarse por el plazo de 10 días desde la fecha de inicio de síntomas o del diagnóstico en casos asintomáticos. Los pacientes identificados como «contactos estrechos», en tanto, no podrán circular por un plazo de 10 días, que podrá ser reducido a 7 en caso de contar con test de PCR negativo; y quienes arriben al país desde el exterior, cuando no cuenten con esquema de vacunación completo o cuando no hayan transcurrido 14 días desde que hayan completado su esquema de vacunación, tendrán que aislarse por el plazo de 10 días, contados desde la fecha de toma de muestra de la PCR realizada dentro de las 72 horas previas al viaje.

El documento suma además algunas de las políticas sanitarias que ya se vienen implementando desde hace tiempo, como que «las personas deberán utilizar tapabocas en espacios compartidos cerrados y abiertos», excepto «cuando se circule al aire libre a más de dos metros de distancia» y «ventilar los ambientes en forma adecuada y constante».

Mirá También:  Rechazo a la precarización

En los considerandos del DNU, por su parte, el gobierno argentino destacó que al 20 de diciembre el 93% de los mayores de 18 años y el 91,4% de la población mayor de 12 años tiene al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus. El 82,4% de los mayores de 18 años tiene el esquema de inmunización completo.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *