La virulencia de la segunda ola de coronavirus se mantiene, pero poco a poco los casos diarios registrados comienzan a bajar en la Argentina. Sin embargo, el número de fallecimientos no desciende y las terapias intensivas permanecen con porcentajes altísimos de ocupación. ¿Por qué?

“Cada enfermedad tiene su tiempo desde que te contagiás, tenés síntomas, tenés un cuadro de gravedad y fallecés. El tiempo medio de esta enfermedad más o menos entre que se inician los síntomas y el fallecimiento es de dos semanas: una semana se tarda en estar en terapia y otra hasta que fallece”, explicó a Tiempo el físico y Secretario de Planeamiento y Evaluación Institucional en la Universidad Nacional de Hurlingham, Jorge Aliaga. “Hay algunos que fallecen a los cinco meses y están mucho en terapia –aclaró- Pero la mayoría es así. Cuando empiezan a subir los casos no suben las terapias, se ve unos días después. Hoy no están bajando las terapias, recién están dejando de subir tan rápido. Es lo que pasó con los casos hace 10 días”, comparó.

Por eso, la baja en la cifra de muertos recién comenzaría a notarse en varios días. “Esperaría que esta semana se estabilice el número de terapias. La semana que viene empezaría a bajar. Y después el tema con los muertos”, analizó el especialista. Según el último relevamiento de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI), entre establecimientos públicos y privados del Área Metropolitana Buenos Aires la ocupación de terapias intensivas promedia el 87%.

El reporte del Ministerio de Salud de este lunes indicó 15.920 contagios y 540 decesos, con 5426 personas en unidades de terapia intensiva (UTI). Una semana antes, los casos diarios eran 18.793, con 443 fallecimientos y 5036 pacientes graves. “Si bajan los confirmados, va a bajar la cantidad de UTI y luego de muertes, eso seguro”, dijo Aliaga, pero remarcó: “Igual, vamos a ver cuánto bajan. Hasta ahora se vio que dejaron de subir y bajaron un poquito, pero estamos en un promedio de 22 mil casos diarios. Con esto todavía tenés unos 300 muertos por día”.

Mirá También:  Coronavirus: las cepas de Reino Unido y Manaos ya son las que más circulan en la Ciudad

Los números de esta segunda ola muestran también que “cayó mucho” el porcentaje de contagiados mayores de 70 años. “¿Por qué es? ¿Por qué están vacunados o porque hubo mucho descontrol en los jóvenes y se contagiaron más? Es difícil de asegurar que es una cosa o la otra: a lo mejor son las dos”, reflexionó Aliaga. Y agregó que “si esa proporción bajó seguramente va a bajar en la cantidad de fallecidos. Por más que las cosas no son lineales: porque podés bajar a la mitad los contagios de mayores de 70 pero no baja a la mitad la cantidad de muertos. Si logramos que no haya cuadros graves de mayores de 60-70 años deberíamos ver una baja grande de la cantidad de muertos”.

De todos modos, aclaró que “los fallecidos tienen mucha fluctuación porque hay mucha demora en la carga. Catamarca por ejemplo en el parte reportó 115 fallecidos y en SISA (Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino) cargaron 20”. 

En el mismo sentido, el bioquímico y analista de datos Santiago Olszevicki explicó a través de su cuenta de Twitter que “el ‘delay’ de las curvas es fundamental para entender lo que pasará en los próximos días con el coronavirus. Así como el uso de terapias y las muertes tardaron en subir cuando aumentaban los casos, ahora seguirán creciendo o tardarán en bajar aún con casos bajando”.

En línea con la observación de Aliaga, puso paños fríos al descenso que registraron las curvas hasta ahora: “El viernes pasado el Ministro de Salud de CABA informó que se agregaron 50 camas nuevas de terapia intensiva al sistema público. En cuatro días ya se ocuparon 31. Ningún sistema de salud alcanzará frente al crecimiento exponencial de casos sin otras medidas que los controlen”.

Mirá También:  Balada de la pandemia
Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario