Hubo corte de avenidas y quema de gomas en Lanús Oeste donde también faltó agua y en Avellaneda hay una corriente de vecinos dispuestos a reclamar hoy frente a la oficina de la empresa de energía.

Usuarios de la empresa EDESUR de Avellaneda y Lanús, hicieron oir su disconformidad por la falta de atención a los reclamos de toda esta semana por falta de suministro o baja tensión en barrios de Sarandì, Wilde y Piñeiro, del primero de los distritos, y de Monte Chingolo, Gerli y Villa de los Industriales, en el segundo.

En tanto, este miércoles media tarde, el informe del Ente Regulador mostraba que había 121 cortes en sectores avellanedenses y 69 en Lanús.

Por lo pronto, vecinos de Lanús Oeste estaban -hasta ayer a media tarde- desde hace dos días sin energía, zona de avenida San Martín, Enrique Fernández y una parte del barrio conocido como El Pompeo lindando con Escalada Oeste, donde según los vecinos se quemó un transformador el miércoles por la noche.

Asimismo, hubo un corte de calle y quema de gomas en avenida San Martín y Viamonte, -lado sur, cerca hay una estación de servicio- también como reclamo de energía y la falta de aviso del corte de agua del fin de semana.

Tampoco fueron pocos los reclamos desde barrios de Avellaneda, porque «acá en Sarandì cada dos días hay un corte, o la baja tensión que te hace apagar todos los artefactos por miedo a que se quemen», destalló Segundo Salas, pero advirtió que «hay mucha gente del barrio organizando un reclamo general para este viernes frente a EDESUR, es por internet, pero eso se hizo hace algunos años con fuerza en la calle Mitre y nunca más».

Mirá También:  Incendio en Notre Dame: el mundo llora la pérdida de un icono cultural

En tanto Ramón, desde Villa Industriales, dijo: «Desde hace unos meses, los cortes de luz son cada vez más seguidos y prolongados, esta semana la cortaron tres veces, prácticamente día por medio».

Cinco días

Hasta ayer a la mañana, hacía cinco días que 30 de familias de los alrededores de Coronel Bueras y Víctor Hugo, Lanús Este, estaban a oscuras porque se quemó el cableado. En una respuesta de Defensa Civil lanusense, una cuadrilla cambió los cables pero no se logró que concurriera EDESUR con fusibles de repuesto. El propio director del área llamó delante de los vecinos a la compañía.

No es novedad, pero un vecino declaró: «No son pocos los que sospechan que no se trata sólo de una actitud de la empresa que nadie sanciona, sino que alguien o algunos aprovechan para que los vecinos llamen a un conocido que por unos buenos pesos lo soluciona. Un caso parecido, ocurrió en la calle Noya del barrio Pescopagano».

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *