Agosto y septiembre son, desde hace años, los peores meses en Córdoba en materia de incendios forestales. Esta semana, desde el Plan Provincial de Manejo del Fuego se advirtió que de martes a viernes las condiciones climáticas serían muy adversas y que el riesgo para el inicio y la propagación se elevaría al nivel de “extremo”.

El martes hubo una decena de focos y este miércoles, con menos calor pero con mucho más viento, se acentuó la cantidad de sitios bajo fuego. Decenas hubo, como en las jornadas anteriores, en todo el territorio provincial. La gran mayoría fue controlado por bomberos voluntarios locales, sin necesidad de activar el plan provincial. Pero media docena se hicieron más complicados.

Ya de madrugada se anticipó como un día complejo, con focos iniciados en zonas rurales de Alta Gracia y de La Calera, que requirieron la movilización de varios cuarteles de bomberos y de otras fuerzas. Antes del amanecer de este mpércoles, otro incendio se desató en Ascochinga (La Granja), al norte de Sierras Chicas. Fue el que más trabajo demandó de bomberos, agentes provinciales de los Etac y aviones hidrantes, durante varias horas, hasta que por la tarde quedó contenido y en guardia de cenizas, aunque con riesgos de reinicios.

A la vez, hubo otro foco en la zona de Tulumba, en el norte provincial.

Fuera del área de mayor riesgo forestal, también se sucedieron incendios de rastrojos (restos secos de cultivos) en campos de áreas llanas. El mayor de ellos fue cerca de San Francisco, en donde estuvieron en riesgo dos viviendas rurales y la ruta 19, en ese tramo, debió ser cortada al trafico por el denso humo que la cubría.

Mirá También:  Denunciaron a un jugador de Estudiantes por masturbarse frente a vecinos en un country
A metros del suelo, un avión hidrante descarga agua este miércoles sobre bosque nativo en la zona de Ascochinga  (Ramiro Pereyra / La Voz)
A metros del suelo, un avión hidrante descarga agua este miércoles sobre bosque nativo en la zona de Ascochinga (Ramiro Pereyra / La Voz)

El más complejo, con bosque nativo

El de la zona de Ascochinga fue el más extendido este miércoles y afectó una parte de la Reserva Natural de la Defensa, un sitio con buena conservación de bosque nativo.

Unos 100 agentes se concentraron en esa tarea, más aviones hidrantes. Mientras el avance de las llamas era contenido en un sector, el viento las reiniciaba en otros.

Bomberos de La Granja señalaron que durante toda la noche se mantendrían guardias de cenizas para evitar que las llamas despierten nuevamente sobre puntos que quedaron “calientes” anoche.

No hay mediciones aún sobre la superficie afectada en estos últimos focos reportados.

Desde la Secretaría de Gestión del Riesgo de la Provincia se indicó ya sobre la noche de este miércoles que no había incendios activos, aunque se insistió con la advertencia de que las condiciones climáticas marcan un riesgo extremo para toda la semana.

El decreto de emergencia ambiental que prohíbe iniciar fuegos entre el 1 de junio y el 31 de diciembre está vigente.

Lo que va del año

Hasta ahora, ninguno de los incendios ocurridos este año en Córdoba ha sido extendido. Todos los focos lograron ser contenidos en el día de su inicio, salvo uno cerca de Salsipuedes, en julio pasado.

Hasta hace un mes, se estimaba que la superficie quemada en Córdoba era de unas tres mil hectáreas. Ahora, es probable que ronde en las cuatro mil el acumulado anual.

Todo sobre incendios en Córdoba

En todo el año 2021, el Plan Provincial de Manejo del Fuego contabilizó 65.700 hectáreas quemadas. Ese año fue el peor que se recuerde en cantidad de viviendas afectadas (unas 70) y, junto con 2003, el que más muertes provocó (tres casos fatales) en Córdoba.

Mirá También:  Reclamo de Barrios de Pie y el Polo Obrero. Marcha por alimentos

En tanto, 2020 fue el año de mayor superficie afectada en los últimos 33 años, con 341 mil hectáreas bajo fuego en el mapa provincial.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *