La zona de Villa Alba donde ocurrió el ataque de un hombre a su expareja no sale del estupor. El violento episodio, que incluyó el incendio del almacén ubicado en 604 y 125 tuvo como saldo la «muerte encefálica» de la víctima, el deceso del atacante que se pegó un tiro en la cabeza y las graves quemaduras de la dueña del lugar, que por estás horas está en terapia intensiva y con respirador.

Como informó este viernes 0221.com.ar, la violencia se desató en ese local donde trabajaba Nadia Belén Gerard de 34 años junto a Noelia Herrera, cuando irrumpió Marcos Emanuel Berón, de 43, ex pareja de la primera de las mujeres, a quién le disparó antes de prender fuego el lugar y pegarse él mismo un tiro.

Si bien en un principio se informó que el hombre y su mujer murieron al ser derivados al Policlínico San Martín, fuentes sanitarias aclararon a 0221.com.ar que ambos estaban con «muerte encefálica», que el hombre finalmente falleció a las dos de la mañana de este sábado en tanto que la mujer sigue en estado «irreversible» con «muerte cerebral». 

En tanto sigue siendo delicado el estado de Noelia Herrera, quien vio afectado el 25% de su cuerpo por las quemaduras que le provocaron las llamas desatadas en el local cuando Berón roció todo con combustible y lo prendió fuego. «Está en Unidad de Terapia Intensiva, con quemaduras del 25% que afectan su vía aérea», lo cual obliga a sostenerla con asistencia respiratoria mecánica con inotrópicos.

 

La situación de ambas mujeres motivó el pedido de cadenas de oración de sus allegados, quienes compartieron su desesperación en las redes. La situación más grave es la de Nadia Genard, ya que la muerte encefálica se define como el cese irreversible de las funciones de todas las estructuras neurológicas intracraneales. «Es una muerte cerebral y sólo su corazón sigue funcionando», explicaron las fuentes médicas consultadas.

Mirá También:  Provincia descartó el uso del pase sanitario en la vuelta a las clases presenciales

EL ATAQUE

Como ya se informó, el trágico episodio se desencadenó cuando el hombre llegó al local y efectuó al menos un disparo a su expareja. Luego prendió fuego el  negocio y se disparó en la cabeza. Las llamas le provocaron lesiones a la dueña del local, quien se encontraba presente en el momento de los hechos. También debió ser trasladada a un centro de salud por la gravedad de sus heridas.

Los vecinos, alertados por las detonaciones, dieron aviso al 911. Una vez en el lugar, los agentes constataron que el negocio estaba en llamas y en su interior estaba la joven baleada. 

Foto de portada: Hechos y derecho

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *