Ezequiel (17), el joven que cayó 7 metros al túnel de plaza España, presentó una leve mejoría y despertó, luego de cinco días en coma farmacológico. Aún se encuentra sedado y con asistencia respiratoria, pero los paulatinos avances alientan a la familia y sus amigos.

Mariano Marino, director del Hospital de Urgencias, indicó que el joven “sigue en la unidad de cuidados críticos. Se encuentra estable, sin mayores cambios, pero se le ha ido reduciendo la dosis de sedantes para ver cuál es su respuesta neurológica, la que ha sido aceptable y nos deja conformes”. Si bien su pronóstico sigue siendo reservado, dijo que la noticia de su reacción ha sido “alentadora”.

Hugo Cabrera, su papá, dijo a La Voz que se pusieron contentos con la noticia, pero Ezequiel sigue con lesiones en las vías respiratorias, por lo que no puede por el momento prescindir de la asistencia mecánica, y eso requiere que lo mantengan sedado. El hombre, quien es también enfermero profesional, dijo que “hay que esperar”, y que » por ahora va a seguir algunos días intubado”.

Madrugada de furia y locura en Nueva Córdoba
Madrugada de furia y locura en Nueva Córdoba

La caída de Ezequiel

El episodio ocurrió en la madrugada del sábado pasado, cerca de las 5 de la mañana. En ese momento, el adolescente de 17 años salía junto a sus amigos del boliche Velvet, ubicado en Larrañaga entre Buenos Aires e Ituzaingó, del céntrico barrio de Nueva Córdoba en la capital provincial.

Según el testimonio de varios amigos que acompañaban a Ezequiel, en la puerta del boliche, comenzó una pelea en medio de la concentración de jóvenes que salían del lugar, protagonizada por un grupo importante de jóvenes, conocidos como “los gitanos”. Los integrantes de este grupo golpeaban a otros adolescentes con los que ya habrían tenido enfrentamientos menores en el interior del establecimiento.

Mirá También:  Provincia avanza con la llegada del scoring y estudia premios para los buenos conductores

Uno de los jóvenes, explicó a La Voz que era una “patota” numerosa y que agarraban a los jóvenes en una clara desventaja numérica. “Peleaban de a tres contra uno, y eran muy violentos”. Ezequiel vio que uno de los jóvenes atacado era uno de sus amigos, e instó al resto de su grupo a intervenir en su defensa.

“Nadie quería meterse, porque eran más, pero también porque eran muy agresivos, algunas semanas atrás le habían cortado la cara a otro joven después de una fiesta en la zona de la Juan B. Justo”, indicaron sus amigos. Una de las amigas de Ezequiel dijo que se acercó a policías que había en el lugar, pero ellos no le prestaron asistencia para socorrer a su amigo que estaba siendo golpeado por la patota. Tampoco habrían intervenido los patovicas del boliche.

Ante la golpiza contra su amigo, Ezequiel finalmente se metió y, a los empujones, los separó. Le dijo a a su amigo “corré”, y luego de eso el grupo entero se habría dispersado y huído corriendo, siempre según el testimonio de los jóvenes. Cuando finalmente volvieron a encontrarse, en un bar de comida rápida en las inmediaciones de Plaza España, notaron que Ezequiel no estaba. Otro joven llegó en ese momento advirtiendo que Ezequiel había caído al túnel, a escasos metros de allí.

Al parecer, al menos dos de los integrantes de la patota habría perseguido a Ezequiel en línea recta unos 150 metros, desde la puerta del boliche hasta calle Chacabuco, donde el joven cayó al viaducto, en un sector donde la profundidad sería de aproximadamente siete metros.

Mirá También:  El Gobierno anunció una cuarta dosis contra el COVID: ¿a quiénes les corresponde?

Ezequiel quedó inconsciente y fue auxiliado en primera instancia por dos médicos que transitaban por el lugar. Posteriormente fue trasladado por una ambulancia hasta el Hospital de Urgencias, donde se constató que presentaba fractura de cráneo y perforación de uno de sus pulmones, lo que le provocó un neumotórax, que debió ser abordado quirúrgicamente para liberar la presión.

Silvina y Hugo padres de Ezequiel chico perseguido por una patota que cayo por el puente de Plaza España en Nueva Córdoba 11 abril 2022 Foto Javier Ferreyra
Silvina y Hugo padres de Ezequiel chico perseguido por una patota que cayo por el puente de Plaza España en Nueva Córdoba 11 abril 2022 Foto Javier Ferreyra

Dos detenidos hasta el momento

La investigación del hecho está en manos de la Fiscalía de Distrito 1, Turno 6, a cargo de José Bringas. El jueves por la mañana, el magistrado ordenó la detención de dos de los supuestos integrantes de la patota que habría atacado y perseguido a Ezequiel. Se trata de un menor de 17 años, cuya identidad no trascendió por tratarse de un menor de edad, y Kevin Martín Bojanich, de 20 años. El primero está imputado como coautor mediato de lesiones graves, y Bojanich es investigado por lesiones leves.

Los imputados aún no prestaron declaración indagatoria, lo que podría ocurrir en el transcurso de la próxima semana en sede de la fiscalía.

A pesar de la leve mejoría en la salud de Ezequiel, el joven aún no se encuentra en condiciones de declarar lo que pasó aquella madrugada, ya que continúa con asistencia respiratoria mecánica y, consecuentemente, permanece con sedantes.

“Cuando los médicos consideren que Ezequiel está en condiciones físicas y psicológicas de declarar, se le tomará testimonio. Mientras tanto, la prioridad es su salud”, indicó Carlos Nayi, representante de la familia.

El abogado también indicó que si bien la prioridad de la familia es la salud de Ezequiel, y se detuvieron dos de los presuntos responsables, esto “no debe impedirnos ver otras responsabilidades, como la de los patovicas que custodiaban el lugar, y los policías presentes que no prestaron auxilio a los jóvenes”.

Mirá También:  Aguililla: asesinan en México a César Valencia, alcalde del bastión del líder del Cartel Jalisco Nueva Generación

Por el momento, la investigación se centra en identificar al resto de los integrantes de la patota, por lo que no se descartan nuevas detenciones e imputaciones. Las cámaras de seguridad de plaza España captaron la corrida y el momento preciso de la caída del joven, por lo que son hoy fuente de análisis.

Un chico cayó desde el puente del viaducto de plaza España escapando mientras era perseguido por otros chicos aparentemente por una riña a la salida de un boliche de Nueva Córdoba Foto: (Pedro Castillo / La Voz)
Un chico cayó desde el puente del viaducto de plaza España escapando mientras era perseguido por otros chicos aparentemente por una riña a la salida de un boliche de Nueva Córdoba Foto: (Pedro Castillo / La Voz)

Quién es Ezequiel

Ezequiel vive en barrio Talleres, al noreste de la ciudad. Tiene dos hermanos menores, uno de 13 años y otra más pequeña de dos años. Le gustan las actividades deportivas y el ejercicio, como la musculación y la natación. Cursa el último año del secundario en el Instituto Manuel Lucero, en el barrio Alta Córdoba, cerca de la cancha de Instituto, pero él es hincha de Talleres.

Sus amigos y familiares dicen que es pacífico y conciliador, que no es de pelear, y que esa madrugada intervino solo para ayudar a un amigo. “Es un buen compañero”, dicen sus amigos, que desde el mismo día de su caída montan guardia en las afueras del hospital.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *