Los sospechosos fueron identificados como Carlos Nahuel Flecha, Octavio Brian Cejas y Julián Agustín Cejas, según confirmó el abogado de la familia Tello. Todos quedaron imputados como partícipes necesarios del crimen y serán indagados durante este sábado.

La causa fue caratulada como homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía y el concurso premeditado de dos o más personas. Es la misma calificación que recayó sobre los rugbiers condenados en febrero del año pasado por el crimen de Fernando Báez Sosa.

El titular del Juzgado Garantías N°4 de Mar del Tuyú, Diego Olivera Zapiola, ordenó que los tres nuevos detenidos sean alojados en la Alcaidía de la Unidad Penal VI o en alguna Dependencia del Servicio Penitenciario Bonaerense, en carácter de comunicados.

En la causa por el crimen del albañil de 18 años, Damián Kopelian fue acusado como coautor junto a Gonzalo Brandon Canal, Roberto Nicolás de Jesús Ochoa y Carlos AmestoyAvedis -padre de Damián-, Darío Javier EspinosaDiego Cejas y Aram Kopelian -hermano mayor de Damián- fueron imputados como partícipes necesarios.

A ellos se suman dos menores de edad, cuya causa en su contra se tramita en la UFI de Menores N°4 de la jurisdicción, a cargo de la doctora Mónica Ferré.

Brandon Canal, uno de los detenidos por el crimen, intentó suicidarse en las últimas horas, al colgarse con un trozo de tela de una prenda de vestir en una celda de la Unidad Penitenciaria 6 de Dolores, aunque agentes penitenciarios advirtieron la maniobra y lo salvaron, por lo que se encuentra fuera de peligro y con asistencia psicológica.

En las próximas horas está previsto que sea trasladado a la Unidad 34 Melchor Romero, especializada en tratamiento en detenidos con problemas psiquiátricos.

Cómo fue el crimen de Tomás Tello en Santa Teresita

De acuerdo a la investigación, el albañil de 18 años fue atacado a las 7.10 del 1º de enero en la zona de playas de Santa Teresita, en Costanera y calle 38, por Damián Kopelian, Brandon, Ochoa y Amestoy. Según la causa, los acusados actuaron luego de «urdir un plan de antemano con el fin de dar muerte» a la víctima, y contaron para ello «con la colaboración» de otros cuatro hombres.

En base a la hipótesis del Ministerio Público Fiscal, el ataque se originó por «una disputa previa ocurrida el día 23 de diciembre del 2023» y, a raíz de ello, los acusados «increparon» a Tello en la playa mientras estaba con su novia y un amigo, con expresiones como «párense de mano, vamos a pelear hijos de p…, los vamos a c… a trompadas, parate de manos» y «mirá cómo te regalás».

En ese marco, al menos uno de los acusados exhibió «un arma blanca» y en ese momento la víctima trató de escapar, pero fue perseguido seis cuadras, hasta que fue acorralada y atacada nuevamente en el porche de ingreso de una vivienda sobre la calle 44 al 100.

Mirá También:  SE AVANZA EN LA PUESTA EN MARCHA DE UN PLAN INTEGRAL DE BICISENDAS

«Acorralaron a la víctima en el pasillo de entrada de la vivienda sita en dicho numeral, y se turnaron para atacarlo a golpes de puntapiés, puños, piedras y botellazos, en la cabeza y en el cuerpo, mientras que a su vez impedían simultáneamente que sus amigos pudieran socorrerlo», describió el fiscal Pablo Gamaleri en el pedido de detención de ocho acusados.

De acuerdo a esa secuencia, el principal acusado le provocó a Tello «una herida fatal corto punzante a la altura del esternón con un arma blanca».

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *