Cerca de las 15.30 del último miércoles en el sanatorio CMC, que funciona en la esquina de 472 y 21A, tuvo lugar un robo a mano armada del que fueron víctimas pacientes y trabajadores. Según trascendió, fue solo un hombre -que llevaba un casco puesto y empuñaba un arma de fuego- quien ingresó al establecimiento para amenazar a los presentes y llevarse sus pertenencias.

Adentro se hallaban cinco personas y, según contó una de las víctimas al diario El Día, todo fue una cuestión de pocos minutos: «Yo sentí algo raro, lo miré y ahí me pidió el celular y la plata de los consultorios que había en la caja registradora».

Nadie más atinó a moverse ya que el implicado los apuntaba a todos y cuando obtuvo el primer botín entregado de uno de los pacientes (una billetera y un celular) fue hacia otra chica que esperaba un turno y la amenazó de la misma manera para quitarle sus pertenencias.

Según relataron las víctimas, el hombre actuó en todo momento «de forma tranquila» y les ordenó que se agacharan y no corrieran. Aunque «justo en ese instante salió una médica que escuchó ruidos raros y pensó que alguien se había descompensado», contó la joven secretaria de 21 años que fue testigo de todo el suceso y agregó: «A ella también le robó. Yo le dije ‘metete para adentro’ y el tipo le gritó ‘dame el celular o te pego un tiro'».

Cuando se fue, volvió a cerrar la puerta de ingreso que se suele mantener abierta para ventilar por el coronavirus. En el centro asistencial presumen que salió en dirección a Villa Elisa y aunque la policía se encuentra en la búsqueda del delincuente, hasta el momento no fue hallado.

Mirá También:  Crece la polémica por el asueto del lunes y los auxiliares de escuelas van al paro

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *