Los investigadores del Centro Nacional de Investigadores Cardiovasculares (CNIC), han descubierto que los neutrófilos adquieren diferentes ‘comportamientos’ en la sangre durante los procesos inflamatorios. En concreto, el estudio, que se publica en Nature, identifica una conducta asociada con las enfermedades cardiovasculares. Los neutrófilos son un tipo de célula inmune que ayuda a combatir las infecciones en el cuerpo, siendo una de las primeras células inmunitarias en reaccionar cuando entran microorganismos al cuerpo, tales como bacterias o virus. Los neutrófilos son, por tanto, las células inmunes que constituyen la principal línea de defensa del organismo, pero también son capaces de causar daño a las células sanas y al sistema cardiovascular. De hecho, “numerosos estudios han asociado la presencia de neutrófilos en sangre con un mayor severidad y riesgo de padecer problemas cardiovasculares”, asegura la primera autora del estudio, Georgiana Crainiciuc.

A pesar de ello, no es posible la eliminación de estos neutrófilos para proteger el sistema cardiovascular, ya que, en palabras de la investigadora, “generaría un estado de indefensión ante cualquier patógeno que sería contraproducente para el organismo”.

Para resolver este problema, los autores buscaron identificar tipos específicos de neutrófilos responsables del daño vascular. Para ello, analizaron el comportamiento de las células utilizando microscopía intravital de alta resolución, un tipo de tecnología que permite visualizar células dentro de los capilares sanguíneos en animales vivos.

El equipo diseñó un sistema computacional altamente novedoso capaz de analizar cómo se comportan las células en los vasos sanguíneos, mediante mediciones simples de cambios de tamaño, forma y movimiento de las células. De este modo se descubrió que estas células inmunes presentan tres patrones de conducta durante el transcurso de los procesos inflamatorios, pero que sólo una de ellas, caracterizada por un mayor tamaño y proximidad a las paredes de los vasos, estaba asociada al daño cardiovascular.

Mirá También:  HECHOS Y SUCESOS DEL MODERNO CHASCOMUS - NOTA 65
Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *