Ambos científicos se apresuran a explicar que en realidad no creen en la hipótesis. No hay la menor evidencia de ello. Pero, según dicen, “no puedes saber hasta que miras, y no puedes mirar hasta que sabes qué buscar”.

 

La hipótesis siluriana en la ficción

Como curiosidad, no es coincidencia que en la longeva serie de ciencia ficción “Doctor Who” aparezca una especie alienígena llamada Silurians: reptiles humanoides tecnológicamente avanzados que vivieron mucho antes que los humanos, ocultándose y siendo básicamente desconocidos hasta que nuestro alienígena viajero en el tiempo favorito apareció en su cabina telefónica. Esta civilización prehumana habría despertado por pruebas nucleares después de 400 millones de años de hibernación (Doctor Who se refiere a ellos como Homo reptilia).

Si el universo es tan vasto, con tantos planetas habitables, ¿por qué no hemos encontrado ningún indicio de vida inteligente? Esta pregunta nos conduce directamente al físico italiano Enrico Fermi y a la paradoja de Fermi, de la que os hemos hablado largo y tendido anteriormente.

Desde la publicación de la hipótesis siluriana, los autores han atraído, como era de esperar, tanto a excéntricos como a académicos. De la misma forma, así como con la paradoja de Fermi, la hipótesis también se relaciona con la famosa ecuación de Drake, utilizada para calcular el número de civilizaciones activas en la galaxia de la Vía Láctea.

Además de ser una hipótesis interesante para reflexionar, tratar de responder a la pregunta también podría ayudarnos a buscar signos de civilizaciones avanzadas en exoplanetas. Es plausible pensar que cuanto más dure la civilización humana, mayor será la señal que uno esperaría en el registro geológico, pero si esa civilización dura lo suficiente, se sobreentiende que sus prácticas serán muy sostenibles y, con ello, menor será la huella en el resto del planeta.

Mirá También:  Luego de quince horas de vuelo, aterrizó el avión que traerá las segundas dosis de vacunas

“Si una civilización puede encontrar una forma más sostenible de producir energía sin dañar su planeta anfitrión, dejará menos evidencia de que estuvo allí. Quieres tener una buena civilización a gran escala que haga cosas maravillosas pero que no empuje al planeta hacia dominios que sean peligrosos para sí mismo, la civilización. Necesitamos encontrar una forma de producir y usar energía que no nos ponga en riesgo”, concluye Frank.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *