El próximo miércoles, dos días antes de la celebración de los Reyes Magos, el ministro Martín Guzmán se reunirá con todos los gobernadores, oficialistas y opositores, para detallarle en qué punto están las negociaciones con el FMI. Será la primera acción política fuerte del oficialismo, en un verano donde deberá redoblar esfuerzos para sellar consensos locales que refuercen la posición negociadora del gobierno en Washington.

No es casual que la construcción de los consensos arranque con los gobernadores. La conformación del Congreso tras las elecciones de medio término presenta al oficialismo debilitado en ambas Cámaras, sobre todo en Diputados. Urge, entonces, reforzar el lazo con los gobernadores. Incluidos Suárez, Morales y Valdés, los tres mandatarios radicales.

El rechazo del Presupuesto oficialista 2022 se produjo en medio de las negociaciones calientes con el Fondo. En Casa Rosada se admitió que el episodio no jugó a favor del país. “Rechazar la programación macroeconómica que viene siendo la base de negociaciones con el FMI nos debilita ante el mundo”, dijo Guzmán. De ahí la necesidad de recostarse en los gobernadores.

Días atrás el Gobierno nacional se reunió con todos los mandatarios provinciales, menos el porteño Horacio Rodríguez Larreta, para rubricar el Consenso Fiscal. El presidente Alberto Fernández les propuso juntarse este miércoles con Guzmán para que les cuente cómo viene la mano con el FMI.

“Le he pedido a Martín que haga una presentación a los gobernadores para que les explique claramente, con todos los detalles, cuáles son los planteos de la Argentina, cuáles son los problemas que estamos encontrando, porqué me parece que el tema de la deuda externa con el FMI no es un problema del gobierno, sino de toda la Argentina”, dijo Fernández. “A mí me importa mucho que los gobernadores estén al tanto de cómo la Argentina está negociando”, insistió.

Mirá También:  Para la ONU, la tortura de Assange es psicólogica

El jefe de Gabinete, Juan Manzur y el ministro Wado de Pedro son los delegados de Fernández para fortalecer el vínculo con las provincias, carta clave en la negociación con el FMI. Por sus oficinas pasaron varios mandatarios antes de firmar el pacto fiscal. Sin el presupuesto nacional aprobado, los gobernadores necesitan garantizar que fluyan sin trabas los fondos que se habían plasmado en la frustrada ley.

Los mandatarios, piensan en la Casa Rosada, se volvieron clave en la aprobación del “programa plurianual”, que el Gobierno nacional enviará este verano al Parlamento. Guzmán definió el “programa plurianual” como “la base del acuerdo con el FMI”.

Juntos por el Cambios ya le mostró los dientes al oficialismo en Diputados. Si aspiran a aprobar el “programa plurianual”, Sergio Massa y Máximo Kirchner deberán extremarse para seducir el voto de legisladores opositores que rechazaron el proyecto de Presupuesto. Podrían conseguir adhesiones en el Interbloque Federal. Y también en Juntos por el Cambio: La atomización del interbloque en diez bloques revela la falta de una conducción indiscutida. La derrota de Juntos al tratar Bienes Personales por el faltazo de tres legisladores propios, expuso una debilidad que el oficialismo no esperaba. Los gobernadores opositores, en ciertos casos, tienen influencia sobre algunos legisladores por encima de las jefaturas de bloque. La aprobación del “programa plurianual” podría ser uno de esos casos.

El colaborativo trabajo del binomio Manzur-De Pedro (un albertista y un kirchnerista) para apuntalar la política veraniega del Gobierno, no implica el cese de las tensiones dentro del FdT: El subsecretario de Energía de la Nación, Federico Basualdo, ligado al kirchnerismo, hizo trascender que en el 2022 los aumentos de gas y electricidad no superarán el 20 por ciento, lo que impediría reducir los subsidios, tal como quiere Guzmán.

Mirá También:  "Pruebas abrumadoras" contra Trump en EE.UU.

Estos ruidos en la gestión van en paralelo con movimientos políticos internos. Cristina Fernández de Kirchner brindó el 21 de diciembre con un grupo de artistas, músicos y periodistas. Algunos dejaron trascender que la vicepresidenta “quiere jugar fuerte en el 2023″. Casi en simultáneo, en una entrevista al canal IP, al preguntársele a Alberto Fernández si iría por una reelección, respondió: “Si sirve voy, pero no voy a priorizar mi interés. Voy a priorizar el interés del Frente”.

En una cena de fin de año del Grupo Callao, el núcleo del albertismo, con Santiago Cafiero y la diputada Victoria Tolosa Paz presentes, se habló sobre la posibilidad de ir por la reelección. Apuestan al acuerdo con el FMI, al reforzamiento de la alianza con los gobernadores y al sostenimiento de la recuperación económica. Ven al gobierno en ascenso.

La última encuesta nacional del año de Zuban-Córdoba y Asociados mostró un crecimiento del 5 por ciento en la imagen de Alberto Fernández.

El primer aumento desde noviembre de 2020, aunque la imagen presidencial sigue siendo baja en un 62,8%, de acuerdo a la encuesta.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar La Voz para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *