Berthasaura leopoldinae ha sido el nombre científico que ha recibido una nueva especie de dinosaurio descubierta en Brasil. Vivió en la actual Sudamérica hacia mediados del Cretácico, hace entre 120 y 100 millones de años. La especie forma parte de la familia de los terópodos, dinosaurios bípedos entre los que se incluyen depredadores como Tyrannosaurus rex y Velociraptor. Y he aquí la problemática con este nuevo fósil: tenemos extendida una imagen de los terópodos como cazadores con dientes poderosos para desgarrar a sus presas. Pero Berthasaura no tiene dientes. ¿Qué comía este dinosaurio?

Una duda todavía por resolver

“Para averiguar la dieta de un animal antiguo, los científicos suelen recurrir a un puñado de técnicas y herramientas. Una de ellas consiste en examinar los isótopos estables que dejan los alimentos en los dientes fosilizados, algo imposible en el caso de Berthasaura. Otra crea un modelo preciso en 3D del cráneo del animal para ver cómo se habría movido al morder, desgarrar o masticar posibles alimentos. Pero como los huesos de Berthasaura se encontraron desarticulados, esto tampoco es posible”.

Es por ello que la dieta de Berthasaura sigue siendo un tema debatido entre los especialistas, incluso entre los miembros del mismo equipo de investigación que han publicado el estudio sobre este nuevo dinosaurio. Algunos creen que fue herbívoro, otros carnívoros y no faltan los que apuestan por una dieta omnívora.

El fósil fue hallado en unas expediciones paleontológicas entre los años 2011 y 2014. Los restos aparecieron en la Formación Goio Erê, en el estado de Paraná, al sur de Brasil. El yacimiento recibe el nombre de Cementerio de Pterosaurios debido a la gran cantidad de fósiles que se han encontrado de este reptil volador.

Mirá También:  Coronavirus en Chascomús: Murió una mujer y se registraron 8 nuevos casos

Sin embargo, la descripción de la nueva especie de dinosaurio descubierta no se publicó hasta finales de 2021, cuando el equipo de científicos publicó los resultados en la revista “Scientific Reports”. Los años transcurridos han sido fruto del arduo trabajo que ha requerido este rompecabezas en forma de fósil. Y todo ello, a pesar de su excepcional nivel de conservación. El fósil holotipo está formado por partes del cráneo y mandíbula, columna vertebral, huesos pectorales y extremidades delanteras y traseras. Esto hace de Berthasaura leopoldinae uno de los fósiles más completos de la historia de la paleontología brasileña.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *