Tres jóvenes robaron el sábado un colectivo que estaba encendido y sin chofer estacionado en una de las cabeceras de la zona céntrica del partido bonaerense de Morón, y tras una persecución en el que chocaron contra varios vehículos la Policía detuvo a un sospechoso.

El caso provocó conmoción, y se enmarca en situaciones de extrema violencia en los medios de transporte, donde cada jornada hay más de 2.500 robos, que incluyen principalmente despojo de celularesbilleteras y otros elementos, en trenes, colectivos y subtes de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

Fuentes judiciales de ambos distritos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) informaron a Diario Popular que el promedio de causas iniciadas en fiscalías supera por día los 2.500 expedientes por hechos de violencia delictiva que padecen usuarios y hasta choferes de los medios de transporte.

«Hay delitos contra la propiedad que mayormente se relacionan a robos tipo arrebato de celulares, carteras y billeteras, pero se agravan en muchos casos por la utilización de armas, de fuego o blancas como cuchillos, que cuando llegan a utilizarse generan lesiones y hasta situaciones más complejas», dijo un fiscal de Lomas de Zamora acerca de la problemática.

Robaron un colectivo, chocaron y huyeron

El hecho citado al comienzo ocurrió durante la mañana del sábado en la terminal de las calles Sarmiento y Uruguay, donde los individuos se subieron al interno 126 de la empresa 236 en el que huyeron rápidamente, por lo que hubo un llamado al 911.

Fuentes policiales informaron que comenzó una persecución en el que la unidad chocó varios vehículos estacionados, entre ellos un camión Iveco, un auto Volkswagen Gol, un Peugeot 208, una utilitaria Renault Kangoo y un Chevrolet Agil, todos ellos sin ocupantes a bordo.

Mirá También:  Fracasó en Uruguay el intento de derogar la ley trans

El colectivo siguió por varias calles hasta Buen Viaje y Casullo, a pocos metros del palacio municipal de Morón, donde la Policía tenía montado un operativo cerrojo y detuvo su marcha.

Seguidamente, los falsos choferes bajaron del colectivo y escaparon corriendo en distintos direcciones y mezclados entre los transeúntes hasta que uno ellos fue detenido en la zona de Cementerio Municipal de Morón. El sospechoso, de 22 años, quedó a disposición del fiscal Claudio Oviedo que en las próximas horas lo indagará por el delito de «tentativa de hurto automotor y daños».

Los casos de robos dentro de los medios de transporte, o que sufren las personas cuando están en las paradas y/o andenes, se acumulan. «Estaba contestando mensajes por Whatsapp por un tema familiar arriba del colectivo, rumbo a Once, en el 56. Había mucha gente, sentada, y otro tanto parada. Yo estaba sentada. Y siento el manotazo para sacarme el celular. No pude hacer absolutamente nada. Apenas vi que era un tipo joven, que aprovechó mi descuido, y salió por la puerta de atrás cuando estaba abierta. Saben todo, el momento en que pueden atacar. Mi celular tenía dos meses. grité y todo, pero no pude hacer nada. Y mucha gente contó que le pasaron situaciones similares», dijo Vanesa, a Diario Popular.

«El arrebato se da mucho en el transporte público, se ve mucho en el subte y en el colectivo. Hacen también el ‘salto del chivo’, es decir, esos que pegan el salto y se apoyan en la moldura del costado del colectivo y pegan el manotazo, arrebatándole así el celular a la persona que viene sentada con la ventanilla abierta», señaló sobre la problemática el especialista Luis Vicat.

Mirá También:  El Verdurazo llega a la Plaza de Mayo

Las estadísticas, asimismo, sostienen que un 5% de los hechos son denunciados por choferes, que también padecen delitos.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *