El número de muertos por las fuertes lluvias que azotan desde comienzo de esta semana el estado de Pernambuco, en el nordeste de Brasil, ascendió este domingo a 56, mientras que se elevó a 56 el de desaparecidos, confirmó el Gobierno.

Por otra parte, más de 4.000 personas que viven en zonas de riesgo se vieron obligadas a dejar sus hogares, según informó el ministro de Desarrollo Regional, Daniel Ferreira, durante una rueda de prensa en Recife, capital del estado, donde ha sido declarada la «situación de emergencia».

La mayoría de las víctimas falleció durante el deslizamiento de tierra ocurrido el sábado en la región metropolitana de Recife, la más afectada por el temporal que castiga con fuerza diversos estados del nordeste de Brasil, principalmente Pernambuco.

El episodio más trágico tuvo lugar la víspera en el barrio Jardim Monte Verde, en el sur de Recife, donde 20 personas murieron cuando un alud de tierra se llevó por delante decenas de viviendas.

Pese a que las lluvias dieron tregua este domingo, el ministro alertó que están previstas precipitaciones en los próximos días, por lo que el número de víctimas podría incrementar.

«La primera cosa es mantener las medidas de autoprotección», declaró Ferreira.

El ministro integró una comitiva ministerial que se desplazó hasta la región para sobrevolar la zona afectada por las lluvias, adonde el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se trasladará este lunes «para enterarse mejor de la tragedia», según anunció en sus redes sociales.

«Nuestro Gobierno puso a disposición, desde el primer momento, todos sus medios para prestar ayuda a los afectados, incluido las Fuerzas Armadas», señaló.

Mirá También:  Apresan a tres policías de la Ciudad acusados de robar un bolso con 540.000 pesos durante un control
Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *