Se estima que las expensas consorciales de este mes aumentarán un 40%, impulsadas por el ajuste acordado con el sindicato de los encargados de edificios y los incrementos que se vienen registrando en los servicios de luz y gas. De esta manera, los gastos que eroga el funcionamiento de los edificios de propiedad horizontal se sumarán al incremento de los alquileres, que durante febrero sufrirían subas estimadas de hasta un 160%.

La paritaria que firmó el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH) elevó en un 11% el incremento que recibirán todos encargados a partir del mes que viene, a lo que se agregará una suma fija de $20.000 que se viene haciendo efectiva desde septiembre del año pasado.

La plataforma ConsorcioAbierto estimó que las expensas en la Capital Federal subieron en diciembre un 9,86%, con respecto a noviembre. Así, el monto promedio que en este concepto se pagó en los edificios de la Ciudad fue de $83.958, mientras que en noviembre había sido de $76.418. Por otra parte, las expensas registraron un incremento interanual del 160,99% (en diciembre de 2022 se pagaba $32.168 en promedio).

En tanto, en la Provincia de Buenos Aires, la expensa promedio en diciembre fue de $33.703. En noviembre fue de $31.052, por lo que la suba es del 8,53 % y el aumento acumulado de enero a diciembre 2023 es del 144,43 %.

Según datos del SUTERH, con los nuevos ajustes los salarios alcanzarán un básico de alrededor de $370.000, en tanto que el sueldo inicial de un encargado con vivienda oscila entre los $261.835 y los $314.202, dependiendo la categoría.

Por su parte, un encargado de edificio permanente sin vivienda tendrá una remuneración de entre $307.761 y $369.313. A esto se le puede agregar varios plus, ya sea por limpieza de piletas, mantenimiento del jardín, antigüedad, clasificación de residuos, retiro de residuos, entre otros.

Se calcula que el peso del salario del encargado en las expensas equivale a un promedio del 60%. La alta inflación del último año sumado a los sucesivos reajustes salariales con que desde el SUTHER se buscó compensar la caída del poder adquisitivo de los encargados, hizo que las expensas sufrieran aumentos casi mes a mes.

«Debemos recordar que dicho rubro es el mayor dentro de todos los gastos que tiene el consorcio, ya que, dependiendo de la cantidad de empleados de un edificio, el rubro laboral se lleva del 55% al 80% de la recaudación total por expensas. Cabe recordar también que cuando se aumenta el salario de un trabajador, también se aumentan las cargas sociales, que engrosan las arcas del gremio de encargados. También una parte se deriva al Estado», explicó David Loisi, integrante de la Liga del Consorcio.

«El problema de raíz sigue siendo considerar al consorcio como una empresa, ya que no vende ni produce nada y cuando hay un aumento, los propietarios (en su enorme mayoría asalariados y jubilados) son quienes los absorben directamente», agregó.

Para 2024 se prevé un escenario parecido, donde además impactarán los incrementos en artículos de limpieza, dispositivos de seguridad, materiales de construcción empleados en el mantenimiento y reparaciones de áreas comunes e instalaciones y por supuesto los aumentos de tarifas en los servicios.

Mirá También:  ANSES. CALENDARIOS DE PAGO QUE INICIAN HOY
Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *