De no haber ausencias, el FdT contaría con el número para sancionar el proyecto en el Senado

La Cámara Alta sesionará el miércoles y será la primera vez que el Frente de Todos sesione en el Senado sin contar con quórum propio, pero el gobierno se muestra confiado en que, gracias al apoyo de aliados como Alberto Weretilneck y Magdalena Solari Quintana, tendrán los votos necesarios para aprobar los cambios que vienen de Diputados. 

Todo está listo para la última sesión legislativa del año. Luego de la ajustada victoria del oficialismo en la Cámara de Diputados, el gobierno nacional se prepara para sancionar este miércoles las modificaciones incorporadas a la suba del mínimo no imponible del impuesto a los Bienes Personales. Será la primera vez que el Frente de Todos sesione en el Senado sin contar con quórum propio, por lo que la competencia entre el oficialismo y Juntos Por el Cambio por ver quién logra convencer a les senadores independientes funcionará como anticipo de la dinámica de poder en la Cámara Alta para los próximos años. El FdT se muestra confiado en que, gracias al apoyo de aliados como Alberto Weretilneck y Magdalena Solari Quintana, tendrán los votos necesarios para aprobar los cambios que vienen en Diputados. El verdadero desafío, sin embargo, será lograr que todes les legisladores estén sentados en sus bancas el 29 de diciembre, solo dos días antes de los festejos por Año Nuevo.

Oficialismo y oposición volverán a medir fuerzas, esta vez en el Senado, en lo que será la última jornada legislativa del 2021. Luego del revés del Presupuesto, el Frente de Todos buscará despedir el año con una última victoria en la Cámara Alta, sancionando los cambios introducidos en la suba del piso de Bienes Personales antes de que comience el nuevo año fiscal. La iniciativa, impulsada originalmente por Juntos Por el Cambio para tratar el incremento del mínimo no imponible de 2 a 6 millones de pesos (que ya había sido aprobada en el Senado), terminó siendo retrucada por el FdT, que impulsó su propio dictamen introduciendo nuevas modificaciones. Los cambios, aprobados por un pelo en Diputados el martes pasado, proponen un aumento de las alícuotas para los patrimonios más altos – pasando de 1,25 a 1,5 para aquellos con bienes entre 100 y 300 millones de pesos, y a 1,75 para aquellos que tienen más de 300 millones – así como para los bienes declarados en el exterior. A instancia de Sergio Massa, el proyecto también incorpora un artículo que prorroga la facultad del Poder Ejecutivo para actualizar el piso de Ganancias.

Mirá También:  Propietarios y desarrolladores evadieron impuestos por $ 41 millones en zonas VIP de la Costa

Todos estos cambios son resistidos por Juntos Por el Cambio, que impulsa su propio dictamen y buscará dar vuelta la derrota ocurrida en Diputados. El interbloque opositor cuenta con 33 senadores, mientras que el bloque del FdT cuenta con 35: un escenario de virtualidad paridad en la que, no contando ninguno de los dos con una mayoría en la cámara, obligará a los bloques a negociar con les senadores independientes. «Nosotros el 29 vamos a tener quórum. Ya están todos avisados, los 35 nuestros y los otros dos, para que el miércoles estemos sí o sí todos. No pueden haber ausencias, van a ser necesarios los 37», aseguró una de las espadas del bloque oficialista, recordando cómo las tres ausencias de JxC le dinamitaron la elección en Diputados. «Si no hay avión vienen en auto, pero tienen que estar todos», insistió el senador del FdT.

Son cuatro les senadores que no integran ninguna de las dos grandes coaliciones y que, por lo tanto, manejan la llave del quórum en el Senado luego del recambio legislativo: Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), Magdalena Solari Quintana (Frente de la Concordia de Misiones), Clara Vega (La Rioja) y Alejandra Vigo (Hacemos Por Córdoba). Weretilneck y Solari Quintana han sido aliados claves del oficialismo durante los últimos dos años y en el FdT descuentan que acompañarán las modificaciones. El senador rionegrino firmó, incluso, el dictamen de mayoría del oficialismo durante la Comisión de Presupuesto y Hacienda, mientras que los diputados que forman parte del frente misionero votaron a favor de los cambios propuestos por el FdT en la Cámara Baja. Por otro lado, en el caso de repetirse los votos en Diputados, se espera que Vega y Vigo voten en contra (ya que los representantes de sus partidos así lo hicieron en la Cámara Baja). De no haber ausencias imprevistas, el FdT contaría con los números para sancionar las modificaciones en la sesión del miércoles.

Mirá También:  Allanan locales de venta de celulares robados: 7 detenidos

Pese a este escenario, JxC insistirá en aprobar la iniciativa que ya había obtenido media sanción en el Senado en octubre a instancias del oficialista Carlos Caserio. El interbloque opositor, además de criticar la «voracidad fiscal» del gobierno y el uso de facultades delegadas para actualizar impuestos, le echa en cara al gobierno que contradiga un proyecto que había salido de las mismas entrañas del oficialismo hace solo unos meses y que, además, había sido aprobado por unanimidad. «Cuando llevamos el proyecto al recinto no habíamos calculado el costo fiscal de incrementar el mínimo no imponible. Fue el Ministerio de Economía quien se encargó de detallar en el plan de Presupuesto lo de la suba de alícuotas para cubrir el déficit de la recaudación que, encima, es coparticipable. Pero como ellos decidieron votar en contra del Presupuesto la única manera era modificar el proyecto», justificó la senadora Juliana Di Tullio (FdT) a este medio.

A pesar de contar con los números, el oficialismo mira con preocupación la actitud de la oposición, a quien Di Tullio acusa de estar «más beligerante que nunca». «Son un Grupo A recargado», manifestó la ex directora del Bapro, señalando cómo durante el debate de comisión JxC exigió modificar la composición a pesar de que «ya se había llegado a un acuerdo político antes». Si bien el panorama en el Senado no está tan reñido como en Diputados, les senadores del oficialismo anticipan un escenario arduo y conflictivo para los próximos dos años. «El pleito no terminó», advierte un legislador del FdT que, a pesar de los recelos, es tajante con respecto a la próxima sesión en la que se debatirá Bienes Personales: «Está todo listo».

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *