El 31 de agosto será el último día en el que los podadores registrados podrán  realizar el trabajo.

Cabe destacar que las podas sólo están autorizadas entre el 1° de junio y el 31 de agosto y únicamente pueden ser realizadas por quienes figuran en el registro habilitante.

Cabe destacar que, con la finalidad de preservar los ejemplares, el frentista debe solicitar permiso a la Municipalidad que analiza cada caso teniendo en cuenta el estado del ejemplar y el momento adecuado.

Por tal motivo, se encuentra prohibida la poda sin autorización, contratar a un podador no registrado, realizar un corte desmedido o desmochar la copa del árbol, podar fuera de época y arrojar los restos en terrenos baldíos, entre otras acciones.

La poda fuera de época causan graves lesiones a las plantas y aumentan el riesgo de ocurrencia de daños posteriores.

Este tipo de acciones afectan la integridad de los árboles y no contribuyen al logro del arbolado público para la vida en la ciudad.

Es importante tener en cuenta que la poda no es una necesidad fisiológica del árbol sino una manera que tenemos de adaptarlo al entorno urbano.

Deja un comentario
Mirá También:  EL HOSPITAL MUNICIPAL INCORPORA EQUIPAMIENTO Y PROFESIONALES ESPECIALIZADOS EN EL DIAGNÓSTICO POR IMÁGENES

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *