¿Sabías que hace más de 16 millones de años un delfín más grande que un coche nada por los ríos de la cuenca del Amazonas? Esta impresionante especie de delfín ha sido bautizada como Pebanista yacuruna y sus fósiles se detallan en un nuevo estudio liderado por paleontólogos de la Universidad de Zurich y que ha sido publicado en la revista Science Advances.

El nombre de la nueva especie, Pebanista yacuruna, se debe al mítico «Yacuruna», un pueblo acuático que se cree que habita el Amazonas en el folclore local. Forma parte del grupo Platanistoidea (en el que se encuentran especies vivas como el delfín del río Ganges que sobrevive en los cursos de agua del río Ganges en la India, por ejemplo), que incluye principalmente delfines de hace entre 24 y 16 millones de años que se encontraban comúnmente en los océanos de la vieja Tierra. Así, los delfines de río supervivientes son “los restos de lo que alguna vez fueron grupos de delfines marinos muy diversos”, dicen los autores.

El delfín ‘Pebanista Yacaruna’ es el más grande jamás descubiertoJaime Bran y Aldo Benites-Palomino.

Un delfín colosal

Los fósiles sugirieron, según los investigadores, que el recién descubierto Pebanista yacuruna tenía mala vista, un hocico alargado y numerosos dientes cuando vagaba por los océanos hace más de 16 millones de años. Este animal habría sido bastante corpulento y sería prácticamente ciego. Se cree que los antiguos delfines navegaban por las aguas fangosas del Amazonas utilizando sus pequeños melones en la frente con ecolocalización (es como un GPS totalmente natural; es la capacidad de un animal de «ver» escuchando los ecos de sus sonidos de alta frecuencia que se utilizan para la caza). Eso sí, era un delfín enorme. Habría alcanzado entre los 3 y 3,5 metros de largo, lo que lo convertirían en el delfín de río más grande de la historia.

«Hace dieciséis millones de años, la Amazonia peruana se veía muy diferente de lo que es hoy», explica Aldo Benites-Palomino, autor principal del Departamento de Paleontología de la UZH. “Gran parte de la llanura amazónica estaba cubierta por un gran sistema de lagos y pantanos llamado Pebas”, añade. En lugar de una densa selva tropical, la Amazonía de la época pebanista estaba dominada por un vasto sistema de lagos y pantanos interconectados conocidos como “Pebas” que cubrían Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú y Brasil. Era un entorno único rebosante de vida -que propició que este delfín alcanzara un tamaño corporal tan considerable-. Sin embargo, el sistema Pebas finalmente derivó en la Amazonia moderna hace aproximadamente 10 millones de años y todo ese vergel de vida desapareció y con él este enorme delfín de río.

La especie se extinguió cuando el Amazonas cambió y sus presas desaparecieron.Midjourney/Sarah Romero

Los restos

Los paleontólogos encontraron el cráneo y otros fósiles de este antiguo delfín de río en el rio Napo, Loreto, en Perú en 2018 y descubrieron que databan de hace más de 16,5 millones de años, del Mioceno Temprano al Medio.

«El hallazgo de Pebanista en capas protoamazónicas atestigua que los platanístidos se aventuraron en ecosistemas de agua dulce no sólo en el sur de Asia sino también en América del Sur, antes que el moderno delfín del río Amazonas, durante un momento crucial para la evolución amazónica», escriben los autores.

Además, este animal estaba perfectamente adaptado para el agua dulce. El cráneo revela un hocico largo con dientes grandes, crestas bien desarrolladas sobre los ojos y una cuenca profunda alrededor de las fosas nasales. Todo esto apunta hacia un delfín perfectamente diseñado para navegar, cazar y prosperar en su mundo de agua dulce. De hecho, su tamaño evidencia que probablemente habría sido un depredador formidable dentro de su ecosistema.

“Para los delfines de río, la ecolocalización o biosonar es aún más crítica ya que las aguas que habitan son extremadamente turbias, lo que impide su visión”, dijo en el comunicado de prensa Gabriel Aguirre-Fernández, investigador de la UZH.

A pesar de su apariencia, no es un pariente del delfín rosado del AmazonasMidjourney/Sarah Romero

Dificultades

Encontrar fósiles en el Amazonas es cada vez más difícil porque los paleontólogos deben esperar hasta la «estación seca» de la región, cuando los niveles de los ríos son lo suficientemente bajos como para exponer los restos fosilizados.

«Con este registro fósil desenterrado en el Amazonas, esperábamos encontrar parientes cercanos del delfín vivo del río Amazonas, pero en cambio, los primos más cercanos de Pebanista son los delfines de río del sur de Asia (género Platanista)», aclara Benites-Palomino.

Los delfines de río se encuentran entre los “cetáceos modernos más raros”, y la mayoría de las especies existentes de delfines de río se encuentran en riesgo inminente de extinción a causa de la contaminación, la minería y el desarrollo urbano. Ejemplo de ello es el delfín chino de río o baiji, endémico del río Yangtsé, que se considera ya posiblemente extinto (desde 2008).

Comparación de tamaños de diferentes delfines de ríoJaime Bran y Aldo Benites-Palomino.

Referencias: 

  • Aldo Benites-Palomino et al. ,The largest freshwater odontocete: A South Asian river dolphin relative from the proto-Amazonia. Science Advances 10,eadk6320(2024). DOI:10.1126/sciadv.adk6320
Deja un comentario
Mirá También:  5 científicos que participaron en The Big Bang Theory

You May Also Like