Tras asesinar a su esposa Laura Sirera a martillazos, Matías Bernal manejó varias cuadras y se apuñaló en el cuello. Tras un llamado al 911 la policía dio con el vehículo y dentro encontró elementos de interés para la causa.

Laura Sirera fue asesinada a martillazos por su esposo, Matías Bernal en medio de una presunta discusión por la separación que atravesaban. Luego de ultimarla, se presume, con un martillo lo lavó y dejó en la bacha de la cocina. Se subió a su auto, manejó más de diez kilómetros y se cortó el cuello. Ahora lucha por su vida internado, y detenido.

Cuando un vecino vio la secuencia dentro del auto, llamó a la policía. Y ellos se encargaron de derivar al femicida que aun agonizaba en el asiento. Junto a él encontraron un cuchillo de cocina que se cree que es el elemento que utilizó para intentar quitarse la vida, una frazada infantil cubierta de sangre y una piedra que los investigadores no descartan que también haya usado para golpear a su ex mujer.

En la casa donde ocurrió el crimen, en tanto, se halló el martillo con que presuntamente se perpetró el crimen y además, sobre una mesa se encontraron los papeles de la escritura de la casa. ¿Pudo haber sido una disputa por la propiedad lo que desató la ira de Bernal? ¿O ella buscaba una garantía para alquilar un departamento y terminar definitivamente de rehacer su vida?.

Todo eso quedará como materia investigativa. Lo cierto es que por ahora, la familia y el barrio no salen del estupor de saber que Laura ya no está y que quien la mató, hasta hace poco tiempo, era el padre de sus hijos.

Mirá También:  Decomisan 30 mil kg de carne y lo reparten en comedores comunitarios

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *