Para promover su consumo se realiza la Semana de la Miel, del 14 al 20 de mayo, en nuestro país. La miel es un alimento natural producido por las abejas obreras a partir del néctar de las flores que ellas mismas recogen, transforman y combinan con sustancias propias y almacenan en los panales hasta su maduración.

El 20 de mayo se conmemora internacionalmente el Día Mundial de la abeja. Este día, declarado por las Naciones Unidas, tiene como objetivo crear conciencia sobre la importancia de los polinizadores, las amenazas a las que se enfrentan y el beneficio para toda la Tierra.

Existe una gran variedad de mieles con diferentes aromas, colores y sabores, esta variación depende de su origen botánico. Los azúcares son los componentes que le dan el sabor. Por lo general, la miel que tiene un alto contenido en fructosa es más dulce en comparación con la que tiene elevado contenido en glucosa.

En cuanto al color de la miel varía desde extremadamente clara, pasando por tonos ámbar y llegando a ser casi negra, esto se relaciona con el contenido de minerales, polen y compuestos volátiles que son responsables del aroma.

Las mieles más oscuras tienen un mayor contenido de fenoles que le otorga un mayor poder antioxidante. El aroma y sabor de la miel están relacionados con el néctar de las flores que visitaron las abejas.

Por su parte, es importante tener en cuenta que para que la miel mantenga sus características debe ser conservada en un envase hermético, y almacenada en un lugar fresco, seco y alejado de la luz. Es propensa a ser colonizada por todo tipo de levaduras y mohos que pueden fermentar los azúcares y como consecuencia, producir cambios en el sabor, color y olor de la miel. Sin embargo, si se conserva adecuadamente, el ph ácido y la alta concentración de azúcar previenen posibles contaminaciones.

Mirá También:  EL CONSUMO DE AGUA POTABLE PUEDE REDUCIRSE CONTROLANDO EL ESTADO DE LA INSTALACIÓN DOMICILIARIA

La temperatura óptima de conservación varía entre los 18° a 24°, con una humedad que no supere el 18%.

PROPIEDADES DE LA MIEL

La miel ha sido considerada una de las medicinas más antiguas y en muchas culturas ha sido utilizada como medicamento para curar múltiples afecciones, contiene enzimas que le otorgan poder antiséptico y bactericida que, junto a su poder endulzante, hacen que sea un excelente cicatrizante. Constituye una fuente natural de antioxidantes, los cuales pueden contribuir a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, sistema inmune, cataratas y diferentes procesos inflamatorios. A su vez, se aconseja su consumo en deportistas porque permite una rápida recuperación frente al esfuerzo físico. Es fuente de energía, rápidamente disponible por su composición de azúcares.

La miel argentina es considerada una de las mejores del mundo por su calidad.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *