«En la provincia de Buenos Aires tenemos algo para festejar y es que nuestra vocación, más allá de lo desfavorable que resulte el contexto, es tomar todas las medidas posibles para continuar la obra pública. A veces pareciera que éstas son discusiones, torneos o desafíos, pero no hay nada de eso. Luego de hablar de eficiencia económica y de leyes de mercado, hay que hablar de un tema que se olvida un poquito, y que es la justicia social.»

Con esas palabras, el gobernador de la provincia de Buenos Aires celebró el inicio de la obra que transformará la ruta provincial Nº 11 en autovía, en el tramo Villa Gesell – Mar Chiquita. En el Balneario El mirador Beach Club, donde el gobierno provincial celebró la primera conferencia de verano, Axel Kicillof la encuadró como «una obra central, estratégica, emblemática e importante».

La transformación en Autovía de 72,4 kilómetros de la Ruta Provincial 11 implicó una inversión mixta de 39.895 millones de pesos, de los cuales el gobierno bonaerense aportó el 28,5 por ciento, que se sumó al 71,5 por ciento aportado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Gabriel Katopodis, ministro de Infraestructura y Servicios Públicos de la provincia de Buenos Aires, acompañó a Kicillof en la recorrida de la ruta que, en temporada de verano, transitan 7 mil vehículos por día.

Kicillof destacó la labor de Katopodis a nivel nacional cuando dijo que «vine de hacer un trabajo formidable» durante el gobierno de Alberto Fernández. El gobernador dijo que «si bien no hay definiciones», está al caer «la decisión de hacer un corte en la obra pública a nivel nacional». Explicó que si se cortan las obras se descontinuan y se dejan de lado los proyectos de rutas y escuelas, y que ante esa situación, el Estado de la provincia de Buenos Aires «no tiene una quimera, es una cuestión práctica y real: debemos seguir construyendo».

Mirá También:  El Gobierno reconoció una deuda con los trabajadores de Aerolíneas y levantará las suspensiones

La obra se basa en la construcción de una segunda calzada de 7,3 m de ancho, ubicada de manera paralela a 16 metros de la ruta actual, que también será repavimentada. La nueva autovía, en su extensión, cuenta con dos secciones. La primera va desde Villa Gesell, en el kilómetro 410, hasta el Canal 5, ubicado en el kilómetro 449. La segunda comienza allí y se extiende hasta el kilómetro 482, donde está situado el partido de Mar Chiquita. Con los 72,4 kilómetros de la obra finalizada, la autovía alcanzará los 261,4 kilómetros entre el municipio de Tordillo y Mar del Plata.

La Dirección de Vialidad de la provincia de Buenos Aires, dependiente de la cartera conducida por Katopodis, indicó que los trabajos comenzaron en diciembre de 2023 con la ejecución de la sección II, entre Mar Chiquita y el Canal 5. Kicillof y Katopodis iniciaron la sección I, que al igual que el otro tramo, cuenta con un plazo de finalización previsto de dos años.

Walter Wischnivetzky es intendente de Mar Chiquita y dice a BuenosAires/12 que «contar con un gobernador que a pesar del contexto nacional no detenga la obra pública, y esté pensando en una obra de esta magnitud, es una tranquilidad enorme para todos los intendentes». El alcalde explica a este diario que trabajan de manera mancomunada junto al gobierno provincial porque «está el compromiso de darle continuidad a las obras iniciadas y realizar todas aquellas que se puedan constituir con los recursos que cuente la provincia».

Asegura que la obra «está directamente ligada al futuro de Mar Chiquita, que está creciendo y mucho». Señala que la cantidad de habitantes del distrito balneario creció un 66 por ciento en el período intercensal, y que «uno de los motivos fue la autovía que unió en un principio Mar del Plata con Santa Clara del Mar, y después Santa Clara con Mar Chiquita», y que la obra comenzada por Kicillof «culmina esa unidad».

Mirá También:  Habilitan la ampliación del gasoducto que transportará gas de Vaca Muerta al AMBA

Wischnivetzky explica que la construcción de la autovía es una obra «de importancia regional» para el turismo, ya que conecta toda la costa atlántica por ruta 11 hasta Mar del Plata, pero que «también es importante para la industria, el comercio y los habitantes locales, que se desplazan entre las diferentes localidades». Hace hincapié en la seguridad vial y la reducción de la siniestralidad, ya que al transformarse en autovía, desaparecen los choques frontales y otro tipo de accidentes, «que son fatales en su mayoría de veces».

Kicillof se mantuvo en esa línea y destacó que la obra «redundará en más trabajo, más inversión y más rentabilidad para el sector privado, porque aparecen más negocios». Retomó la noción de que «es falso que haya una contradicción entre el privado y el Estado», y destacó que la construcción de la autovía beneficia a los partidos de la zona pero también «a toda la costa atlántica y a las millones de personas que la transitan».

La Ruta 11, cuya extensión total abarca 583 kilómetros, está ubicada al este de la provincia y bordea las costas del Río de la Plata y el Océano Atlántico, uniendo las localidades de Punta Lara y Mar del Sur y atravesando 17 municipios en total. Si bien durante la temporada transitan más de 7 mil vehículos al día, durante el año son más de 4 mil los autos que se trasladan por la futura autovía, que además de incrementar la seguridad vial, potenciará la conectividad y favorecerá la actividad económica de la región.

La obra comenzada por las autoridades provinciales rodea la Albufera de Mar Chiquita, que está declarada como Reserva de Biósfera y Reservorio de Vida Silvestre. Por ese motivo, la Dirección de Vialidad incluyó medidas especiales de manejo y monitoreo que fueron incorporadas en el Plan de Gestión Ambiental y Social, que contó con la construcción de seis alcantarillas para el paso de la fauna, tres espacios de recreo con miradores y cartelería ambiental interpretativa, y la instalación de cartelería en pórticos para identificar el área de reserva.

Mirá También:  No todo es coronavirus. Protesta de médicos, dengue y desmontes se cuelan en la agenda

Además de destacar la importancia en materia económica y de seguridad, Kicillof indicó que la construcción de la autovía «es importante porque la obra pública da trabajo, y ese también es uno de sus papeles». Subrayó que el sector de la construcción, que representa miles de puestos de trabajo, «también están sufriendo», y en ese sentido, amplió: «Tenemos el Estado más austero del país, somos el que menos gasta y el que menos empleados tiene por habitante. Sin embargo, de nuestra parte el compromiso está y continuaremos con las obras en la medida de lo posible aún cuando haya animosidad de asfixiarnos mediante la quita de recursos, que dañan directamente al pueblo de la provincia de Buenos Aires», sentenció.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *