El Centro de Monitoreo recibió más de 110 llamadas con solicitudes de ayuda por lo que la Dirección de Defensa Civil junto a diferentes áreas municipales desplegó un operativo de asistencia. Hubo voladuras de techos e ingreso de agua a viviendas pero no se registraron heridos ni evacuaciones.

La intensa tormenta y el fuerte viento que se produjeron el domingo por la madrugada provocaron situaciones de emergencia en diversos sectores de la ciudad y de la zona rural.

Ante el alerta naranja emitido por el Servicio Meteorológico Nacional, la Municipalidad advirtió de manera inmediata a través de sus diferentes canales y a los medios de comunicación para informar a la comunidad sobre la proximidad del fenómeno y acerca de la necesidad de tomar precauciones.

Las lluvias sumaron 85 milímetros y las ráfagas de viento registradas fueron superiores a los 70 kilómetros por hora, lo que provocó innumerables caídas de ramas, árboles y cables del suministro eléctrico en varios sectores de la ciudad.

Se registraron ocho voladuras de techos “aunque ninguna afectó directamente a los espacios habitados de las viviendas sino a garages y galpones y en dos casos, eran casas deshabitadas. También se desprendió el tinglado de una planta de gas que quedó sobre la calle por lo que rápidamente trabajamos en el desmonte de la estructura para liberar la circulación”, explicó la directora de Defensa Civil, Silvina Lantaño.

“Los llamados se iniciaron poco después de las 4 de la mañana y continuaron durante todo el día. Incluso hoy, lunes por la mañana, seguimos recibiendo solicitudes de colaboración. De inmediato, iniciamos el trabajo de manera coordinada con todas las áreas municipales que trabajaron sin descanso, auxiliando a los afectados y liberando la vía pública”, señaló.

Mirá También:  JAVIER GASTÓN VISITÓ LA FERIA DE CIENCIAS DE LA ESCUELA INDUSTRIAL

Según detalló, cerca del 80 por ciento están relacionados con caída de árboles, cables y postes, la mayoría del servicio eléctrico. “Desde la Municipalidad colaboramos con EDEA, ya que muchos de los llamados recibidos estaban relacionados con su servicio. La empresa nos confirmó que Chascomús fue la localidad más afectada de la región, lo que motivó gran parte de los cortes de electricidad que afectaron durante muchas horas a muchos vecinos”, manifestó.

Por su parte, la secretaria de Desarrollo Social, Fernanda Sallenave, informó que se auxilió a siete familias que sufrieron diversos contratiempos.

“En su mayoría, por la voladura de techos y el ingreso de agua auxiliamos de manera inmediata con colchones, frazadas y alimentos. Todos los afectados continúan en sus viviendas y solo en un caso una familia se encuentra temporalmente en la casa de un vecino. Después de la situación puntual, hoy (lunes) continuamos acompañándolos y se está relevando el tema habitacional  de fondo en cada caso”, indicó.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que, para las próximas horas continúa el alerta amarillo por lluvias y ráfagas de viento, por lo que se recomienda evitar la circulación y colaborar con la higiene de los espacios públicos para favorecer el escurrimiento de las aguas y evitar anegamientos.

Desde el área de Defensa Civil se recuerda a los vecinos que podrán llamar al 103, las 24 horas ante cualquier emergencia.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *