La Corte Suprema de Justicia puso fin a un conflicto que se extendió durante semanas y completó el nuevo Consejo de la Magistratura con los dos legisladores que faltaban, el senador kirchnerista Martín Doñate y la diputada radical Roxana Reyes. Mientras tanto, la Cámara de Diputados comenzó el debate sobre la nueva conformación del órgano que selecciona y remueve jueces.

Con la firma de sus cuatro ministros, la Corte aceptó los nombramientos de Doñate y Reyes para completar la integración de 20 miembros, a través de la acordada 11/2022. La jura de los nuevos consejeros se concretaría este jueves en el Salón Bermejo del cuarto piso del Palacio de Justicia.

Así, el máximo tribunal cerró el capítulo judicial iniciado por el senador Luis Juez (PRO), quien reclamaba asumir en lugar de Doñate como representante de la segunda minoría. La candidatura de Reyes, en tanto, también había sido objetada por el jefe del bloque oficialista en Diputados, Germán Martínez.

Con las juras se terminará de cumplir el fallo supremo que ordenó volver a la conformación anterior del Consejo, ya que el Congreso no logró sancionar una nueva ley en el plazo de 120 días. El Consejo sumó dos legisladores, dos abogadas, una jueza, una académica y al propio titular de la Corte, Horacio Rosatti, como presidente.

El 20 de abril pasado juraron las abogadas Jimena De la Torre (de Juntos por el Cambio) y María Fernanda Vázquez (crítica del macrismo); la jueza Agustina Díaz Cordero (cercana al exministro de Justicia Germán Garavano); y la académica Pamela Tolosa (de buena relación con otro consejero, Diego Molea, rector de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora).

Mirá También:  Elecciones generales de 1996

Por su parte, Rosatti participó este martes del ciclo de debate “Democracia y desarrollo”, organizado por Clarín, donde aplaudió el cumplimiento del fallo que lo colocó como titular del Consejo. “Más allá de los debates, que para mí desde el punto de vista jurídico están absolutamente saldados, celebro que se acató el fallo de la Corte cuando muchas voces agoreras decían que no”, destacó.

“Cuando dicen que el Poder Judicial quiere tener más poder del que tiene, yo quiero un Poder Judicial fuerte, también un Legislativo y un Ejecutivo fuertes. Si todo es fuerte, la sociedad y cada uno de los tres poderes del Estado, creo que estaríamos en buen camino”, expresó Rosatti.

El debate en Diputados

Mientras tanto, las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Justicia de la Cámara de Diputados comenzaron a analizar el proyecto aprobado en el Senado para reformar la integración del Consejo llevándolo a 17 miembros: cuatro jueces, seis legisladores, cuatro abogados, un representante del Poder Ejecutivo y dos académicos.

Esta propuesta es rechazada por la oposición porque excluye a la Corte. Por eso, el oficialismo evalúa modificar el texto para incluir al máximo tribunal pero sin que presida el Consejo, como sucede desde mediados de abril. Así, el Frente de Todos busca sumar votos, ya que necesita mayoría absoluta en el recinto.

Durante el plenario de comisiones, hubo voces a favor y en contra de incorporar a la Corte. Entre las primeras estuvo el abogado Miguel Piedecasas, expresidente del Consejo y cercano a la UCR.

“No queda ninguna duda de que la Corte debe integrar el Consejo, porque la Constitución ha colocado a este órgano dentro del capítulo del Poder Judicial, y este proyecto del Senado no modifica el artículo primero (de la ley), que dice que ‘el Consejo es un órgano permanente del Poder Judicial’”, enfatizó Piedecasas.

Mirá También:  No hubo acuerdo, los pilotos de Aerolíneas Argentinas ratificaron el paro del fin de semana y se dictó la conciliación obligatoria

Por el contrario, Darío Kusinsky, rector de la Universidad Nacional de José C. Paz, defendió la estructura aprobada en el Senado y consideró “relevante” que “sea el propio Consejo el que elija sus autoridades y no que venga determinado por la ley”.

Milagros Noli, directora de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia de la Corte Suprema de Mendoza, opinó que “es fundamental e imprescindible que las normas de funcionamiento del Consejo se resuelvan en el ámbito del Congreso Nacional”, ya que la ley restituida por la Corte había sido derogada hace 16 años.

Marcela Ruiz, presidenta de la Federación Argentina de la Magistratura, aseguró que “es importante que se respete la independencia del Poder Judicial” y agregó: “Pretendemos una Magistratura que salga fortalecida, y eso se consigue con un Consejo ágil, transparente, sin burocracias y despolitizado”.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *