El dengue es una enfermedad viral transmitida por el mosquito Aedes Aegypti, cuando se alimenta con sangre de una persona infectada con este virus y luego pica a otras.

No existe vacuna contra la enfermedad, por lo que la única forma de evitar la transmisión del virus consiste en luchar contra los mosquitos vectores.

La Dirección de Bromatología trabaja de manera permanente para detectar la introducción del Aedes Aegypti en sitios de nuestra ciudad, a través del control de larvitrampas y ovitrampas.

El mosquito se desarrolla en envases caseros que puedan retener agua, como latas, barriles o tanques, llantas descartadas, floreros y cualquier otro recipiente que contenga agua estancada.

La mejor prevención para que no se reproduzca es eliminar todo elemento que sirva para depósito de sus larvas (descacharrado), cambiar el agua o dar vuelta boca abajo, ya que buscan los bordes donde hay agua limpia, por lo que se recomienda raspar con esponja.

También es necesario mantener el pasto corto en espacios domiciliarios y peridomiciliarios, colocar mosquiteros en las aberturas de las viviendas y protegerse la piel con repelente.

Los síntomas son fiebre alta, sarpullido y dolor en los músculos y las articulaciones. En los casos más graves puede haber hemorragia profusa y un shock que pueden llevar a la muerte, por lo que es importante consultar al servicio de salud más cercano, llamar a la línea de emergencia gratuita 107 y no automedicarse.

Deja un comentario
Mirá También:  JAVIER GASTÓN: “CHASCOMÚS TENDRÁ UN SKATEPARK PARA QUE LOS CHICOS PUEDAN DISFRUTARLO Y PRACTICAR ESTE DEPORTE CON LAS CONDICIONES ADECUADAS QUE NECESITAN”

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *