Un nuevo y gravísimo episodio delictivo sacude puertas adentro otra vez a la Policía de Córdoba: delincuentes robaron elementos que estaban bajo resguardo en una oficina depósito de la Departamental Punilla con asiento en la ciudad de Villa Carlos Paz. Se trata de una dependencia a la que accede sólo personal uniformado.

Pese al hermetismo que rodea este escándalo, pudo saberse que desapareció dinero en efectivo por un monto no confirmado y pruebas de delitos, entre otros elementos, según dijeron fuentes oficiales a La Voz.

Estos objetos estaban guardados en una caja fuerte, consignaron los voceros consultados.

La pesquisa judicial está en manos de la fiscal de instrucción N° 3 de Villa Carlos Paz, Jorgelina Gómez.

Por ahora, no hay personas detenidas ni imputadas, según se indicó desde el Ministerio Público Fiscal, organismo que informó (en un breve comunicado) la investigación judicial en marcha.

Desde la Jefatura de Policía y el Gobierno de Córdoba, hubo silencio de manera oficial.

Existe marcado malestar y preocupación tanto en la Jefatura de Policía como en el Ministerio de Seguridad por este episodio delictivo interno.

En los últimos años, de las dependencias de la Policía ya han desaparecido armas (de la Jefatura, por caso, se robaron al menos 71 pistolas y balas), chalecos antibalas, uniformes, handies, electrodomésticos, dinero, celulares y toda clase de elementos secuestrados, por caso motos.

Respecto a lo sucedido ahora, no se descarta que puedan producirse modificaciones en los cargos jerárquicos en la ex Unidad Regional 3.

Robar en y a la Policía

El robo fue puesto en conocimiento de la Justicia en las últimas horas.

Mirá También:  Cambiemos impidió tratar en el Concejo de Tigre el proyecto para que entren los colectivos a Nordelta

Sin embargo, como sucede siempre con esta clase de episodios delictivos, nunca está claro cuando comenzó todo. Tampoco está claro quién descubrió el hecho.

Una versión da cuenta de que fueron oficiales jefes quienes descubrieron lo sucedido y dieron parte a la Justicia (y a sus superiores, claro).

“Fue y es un hecho muy grave. La fiscal no sabe a quién creerle y eso es lo peor. Duda de todos. Tiene la sensación de que le mienten”, comentó una fuente judicial que pidió reserva.

Al parecer, manos anónimas sustrajeron dinero y pruebas de delitos que estaban guardadas en una caja fuerte en una habitación que hace las veces de depósito de la dependencia.

La Voz quiso conocer si se robaron armas. No hubo confirmaciones ni desmentidas.

También se quiso precisar el monto de lo robado y qué hacía el dinero allí. Tampoco hubo precisiones.

También se quiso saber qué pruebas fueron las que desaparecieron.

Tampoco hubo precisiones.

La sombra de una dependencia problemática

Lo saben y admiten los propios policías: la Departamental Punilla es, de todas las sedes del interior de la provincia, la más compleja y problemática desde hace años.

Sea por ciertos elementos que históricamente trabajan o recalan allí, sea por lo complejo que es controlar y combatir la inseguridad y el narcotráfico en una ciudad como Carlos Paz y la “narco-ruta 38″, esta Departamental es una “bola caliente”.

A nivel interno, y aunque muchos se empecinen en negarlo, la ex UR3 es considerada como una suerte de “castigo” para quienes van a trabajar o conducir al personal allí.

Muchos comisarios toman esa sede como una “prueba de fuego” para buscar horizontes más altos en el organigrama policial.

Mirá También:  Ruta 7: después del simulacro de Macri llegaron los despidos

“¿Vos querés crecer en la Policía trabajando? Tenés que pasar por Carlos Paz”, comentaba un exjefe de la fuerza de seguridad provincial.

Sea como fuere, la sede policial de Punilla ha sido escenario de graves episodios internos en los últimos años. Graves episodios.

Incluso, la propia fiscal Gómez ha imputado, detenido y hasta enviado a juicio a altos jefes de esa dependencia, tanto por delitos administrativos, contra la propiedad y, no menos grave, por violencia de género.

Hubo un alto comisario mayor detenido y enviado a juicio por abusar sexualmente del personal.

La Departamental Punilla cuenta con nuevos jefes desde hace poco más de cuatro meses.

Se trata de los comisarios José Carlos Álvarez y Carlos Javier Noriega, quienes reemplazaron a Cristian Cattáneo y a Elvio Agüero.

No fue posible hablar con ellos.

Por ahora, seguirán en sus cargos.

Causa abierta a nivel interno

Mientras la fiscalía investiga el robo de elementos en la Departamental y trabaja para identificar a los autores, vale consignar que en paralelo se abrió un sumario interno.

Este sumario será realizado por el nuevo Tribunal de Conducta de las Fuerzas de Seguridad, el ente que funciona desde 2022 y que está bajo el ala de la Fiscalía General.

De todos modos, las miradas están puestas en la fiscal Gómez.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar La Voz para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *