El ida y vuelta por la cuestión presupuesta entre el Gobierno nacional y los representantes de las universidades públicas continúa sin encontrar una solución definitiva. Tras una primera mitad de año marcada por lovirulento de un conflicto que tuvo varios cruces públicos, los gremios anunciaron que ya evalúan nuevas medidas para lo que resta del ciclo lectivo 2024.

Según adelantaron, está en consideración no arrancar el segundo cuatrimestre si no se llegue a un acuerdo salarial con los docentes y también planean convocar a una nueva Marcha Federal Universitaria que tendría lugar en septiembre. La medida de fuerza fue propuesta en las últimas horas en el marco del Plenario de Secretarias y Secretarios Generales de la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), donde se reunieron representantes de 21 gremios para analizar la actualidad que atraviesan las instituciones.

En el encuentro, volvieron a reclamar que el Ejecutivo todavía no dio respuesta a las demandas de los sindicatos y que continúa sin convocar la Paritaria Nacional Universitaria. Según definieron, “la situación se agrava día a día”. «La crisis presupuestaria, que no podría estar resuelta mientras no se solucione la cuestión salarial, y que se ha intentado ocultar para desmovilizar la protesta universitaria, sigue alimentando un problema que se profundizará en las próximas semanas si el gobierno no incrementa efectiva y sustantivamente el crédito disponible, que desde diciembre a la fecha solo ha aumentado un 1,6%”, informaron a través de un comunicado.

En la misma línea, apuntaron contra el sector político por negarse a debatir en el Congreso la emergencia presupuestaria de las universidades y el restablecimiento del FONID, al tiempo que remarcaron que las últimas medidas tomadas por el Gobierno de Javier Milei les da a pensar que es “cada vez más clara” la intención de desfinanciar a la universidad pública.

Mirá También:  Los docentes bonaerenses aceptaron la propuesta salarial y el miércoles arrancan las clases en la provincia

“Tras la sanción de la Ley Bases, con el avance del programa de desguace del Estado, desregulación de la economía y criminalización de la protesta, resulta cada vez más claro que el desfinanciamiento de la universidad pública y el empobrecimiento de sus trabajadoras y trabajadores docentes y no docentes forma parte de la política de saqueo y disciplinamiento social que lleva adelante el gobierno de Milei, con la complicidad de los sectores que han apoyado la aprobación de esa norma mientras se niegan a debatir en el Congreso la emergencia presupuestaria de las universidades y el restablecimiento del FONID”, continuó el documento.

Por este motivo, adelantaron las medidas que están analizando tomar de cara al comienzo del segundo cuatrimestre. Se trata de un paro de 72 horas que se realizaría luego del receso invernal, lo que retrasaría la vuelta de los alumnos a las aulas, y luego otra protesta similar durante la cuarta semana de agosto.

Ambas propuestas, según informaron, serán analizadas en todos los gremios en las próximas horas y, una vez que haya un consenso general, se harán efectivas. A estas se les sumaría la convocatoria a una nueva Marcha Federal Universitaria, planeada para principios de septiembre.

Deja un comentario

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *